Se entiende por maltrato o violencia sobre la persona mayor “ cualquier acto u omisión que produzca daño, intencionado o no, practicado sobre personas de 65 y mas años, que ocurra en el medio familiar, comunitario o institucional, que vulnere o ponga en peligro la integridad física, psíquica, así como el principio de autonomía o el resto de los derechos fundamentales del individuo, constatable objetivamente o percibido subjetivamente"

Las formas de maltrato o la violencia hacia las personas mayores son variadas. La violencia se puede presentar en forma de violencia física, emocional, económica, negligencia en el cuidado, etc. Las personas mayores al llegar a la ancianidad son discriminadas por este hecho y en innumerables ocasiones sufren violencia, muchas veces sufren más de un tipo a la vez. Esto junto con la invisibilización del problema agrava aún más la situación en la que se puede encontrar la víctima de maltrato.

En nuestro país no hay muchos estudios realizados en relación con la prevalencia del maltrato o la violencia del anciano/a. Datos aportados por servicios sociales refieren una prevalencia alrededor de un 30%, en cambio en datos de atención hospitalaria refieren una prevalencia alrededor del 8%.

En el caso de las mujeres, al hecho de poder sufrir violencia por ser una persona mayor se le une el hecho de ser mujer, de haber vivido en una sociedad principalmente machista y patriarcal, donde el marido era quien, por lo general ha sido el sustentador de la familia, el cabeza de familia y por lo tanto la persona a ser respetada en el hogar donde su mujer debe rendirle pleitesía y obedecer a todos sus mandatos y necesidades.

Las mujeres mayores fueron educadas para servir a sus maridos y para soportar todo lo que dentro del hogar se viviera. Son mujeres que han sufrido violencia de género en la intimidad del hogar, sin contárselo a nadie aunque fueran secretos a voces. Son mujeres que como ellas mismas revelan “…compramos esta cuchara para comer y con esta cuchara hemos tenido que comer toda la vida…. Hay hija mía…. Esto no se lo deseo a nadie…. Pero claro…. Hasta que la muerte nos separe, para lo bueno y para lo malo….. yo no quiero que mis hijas sufran esto….”. cita??

Muy evidente y lamentable tiene que ser la situación de violencia de género que vive una mujer mayor para que llegue a confesar la situación en la que se encuentra, para que llegue a pedir ayuda. Es por ello que se tiene que hacer especial hincapié en formar a los profesionales sociosaniarios en la identificación de los factores de riesgos y factores indicadores y sospechosos que puedan guiar al profesional a sospechar si está siendo víctima de agresión de su marido y así evitar situaciones como la del pasado 8 de Mayo.

El problema de la mujer mayor se agrava por depender económicamente, en la mayoría de las ocasiones de la pensión de sus maridos. Los/as hijos/as en muchas ocasiones no entienden porqué su madre y a esa edad revela algo que lleva pasando toda la vida, y además necesita un lugar donde vivir y quién la cuide. Muchos/as hijos/as sienten dualidad de sentimientos por los padres agresores, justifican las actitudes violentas como algo machista propio de los hombres de esa edad.

Todas estas situaciones complican aún más la situación de las mujeres mayores, sin recursos económicos y muchas veces sin apoyos sociales. Es por ello, que se hacen necesarios protocolos especiales de actuación diseñados específicamente para estas mujeres. A modo de ejemplo citar el Instituto Aragonés de Servicios Sociales que ha firmado un acuerdo con el Instituto Aragonés de la mujer para conceder plazas en residencias para acoger a mujeres mayores víctimas de violencia de género.

En Zaragoza, el día 8 de mayo de este presente 2016, una mujer de 72 años ha sido asesinada brutalmente a manos de su marido, siendo ya 17 las víctimas mortales en lo que va de año.

El tema de la violencia de género no es un tema nuevo tratado por los expertos de la VIU. El profesor Villanueva ya el 25 de noviembre del pasado año hacía referencia a esta problemática y lacra social, centrada en otro contexto social, en relación a la adolescencia. (Blog VIU)

En el momento que nos encontramos hoy es necesario seguir reflexionando sobre el tema, pero centrarnos en el problema de la violencia de género en la mujer adulta, en concreto en la mujer mayor. La violencia de género es indeferente a la edad y las mujeres mayores son las grandes olvidadas en este tema.

A modo de conclusión me gustaría que ustedes reflexionaran sobre la situación que les acabo de exponer, una mujer que durante toda la vida ha sufrido violencia de género, que ha callado por vergüenza, por sus hijos, por dependencia económica del marido. Cuando llega a la ancianidad y por algún motivo decide denunciar la situación en la que se encuentra, es ella la que tiene que abandonar el hogar familiar para ser llevada a un piso de acogida donde vivirá con mujeres jóvenes y con hijos/as, donde deberá adaptarse a esta nueva situación y la situación se alargará hasta ser trasladada a un centro residencial adaptado a sus necesidades. Si es dura la situación que vive cualquier mujer víctima de violencia de género, reflexione acerca de la situación de la mujer mayor, alejada de su hogar, que sería su refugio, para vivir alejada de su red social.

Le recomiendo que lea el siguiente protocolo de actuación sanitario en materia de violencia de género, es un documento de relevancia importante ya que indica la forma de actuar a cuaqluier profesional sanitario ante un caso posible de violencia de género.

http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/ProtComActSan_2012.pdf

Igualmente les dejo un enlace de un manual sobre la Vejez y el Género

https://scholar.google.es/scholar?as_ylo=2016&q=violencias+de+género+en+la+ancianidad&hl=es&as_sdt=0,5

Es importante que todos/as los/as profesionales sosciosanitarios compendan la importancia de comprender el concepto género para poder aplicar correctamente los protocolos establecidos y poder saber qué es lo que influye en el constructo género, comprendiendo que el sexo es lo biológico y que el género es un constructo social que engloba, a parte del sexo, otra serie de variables como la edad, la educación, la clase social, la situación laboral etc.

Visualice el siguiente video que le muestro a continuación, es un caso de una mujer víctima de violencia de género donde además su marido le ha transmitido una infección de transmisión sexual:

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=1esQfNu3D3A[/embed]

 

Raquel Sánchez Recio

Diplomado universitario en Enfermería . Máster en Salud Pública

Profesora Máster de Gerontología: nuevos retos en atención integral de la Universidad Internacional de Valencia. Miembro del Grupo de Investigación GIE-VIU para el Estudio de la Violencia de Género