La psicología Gestalt tiene por objetivo que el paciente se centre en el ahora, para alinear lo que siente, lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Descubre cómo funciona una terapia con psicología Gestalt y cómo se desarrollan las sesiones.

La terapia Gestalt forma parte de la psicología humanista puesto que tiene en común la manera en la que se concibe al ser humano. Los principales autores de esta rama de psicología son Paul Goodman, Isadore From, Fritz Perls y Laura Perls.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

El desarrollo de la terapia con psicología Gestalt

La terapia con psicología Gestalt se desarrolla a lo largo de periodos de tiempo que suelen variar dependiendo de cada persona, pero por lo general se suelen realizar una o dos sesiones a la semana de una hora de duración aproximadamente.

La primera sesión suele consistir en una toma de contacto en la que el terapeuta explica cómo se desarrollan las sesiones y qué técnicas se van a utilizar. A continuación, el terapeuta suele hacer una serie de preguntas para ampliar la información sobre el paciente. Es un momento en el que es esencial la escucha activa, es decir, observar no solo lo que dice el paciente sino cómo lo dice, cómo mira, cuáles son sus gestos y qué es lo que no dice.

Si se trata de sesiones de grupo, cada participante irá hablando y respondiendo preguntas por turnos y el terapeuta podrá plantear ejercicios o situaciones para ayudar a expresarse y relacionarse a los pacientes.

También en esta primera sesión el terapeuta deberá fijar y entender qué es lo que le ocurre al paciente y por qué necesita terapia. De esta forma quedará claro el aspecto o aspectos sobre los que trabajar.

Una vez que terminada la primera sesión llega un momento de reflexión para el paciente en función de lo hablado en la sesión y también es el momento de hacer determinados ejercicios que haya acordado con el terapeuta para mejorar en algunas actitudes.

En las siguientes sesiones se irá trabajando el problema a tratar en base a los principios de la psicología Gestalt que describimos en el siguiente apartado.

 

Tres principios fundamentales de la psicología Gestalt

La terapia psicológica basada en la psicología Gestalt se basa en tres principios esenciales que son los siguientes:

El conocimiento de uno mismo

El conocimiento de uno mismo nos llevará a saber mejor por qué reaccionamos, sentimos y nos comportamos de una determinada forma. Esta visión nos permitirá ver la realidad de otra manera y actuar sobre nuestra vida.

La importancia del ahora

En la terapia Gestalt lo que importa es el momento actual, el presente, porque se sostiene que el pasado y el futuro son simples proyecciones de lo que ocurre ahora. La forma en la que vemos la vida ahora influye nuestra visión sobre nuestro pasado y nuestro futuro.

La asunción de responsabilidad

La psicología Gestalt entiende que cuando asumimos la responsabilidad de lo que nos ocurre y de nuestra vida aumentamos nuestra autonomía y somos capaces de conocer nuestras habilidades y nuestro potencial como personas.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia