La Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), presidida por la magistrada Gloria Poyatos, es la responsable de la puesta en marcha del “Programa educativo en la Igualdad desde la Justicia” cuya finalidad es dar a conocer aspectos sobre violencia de género, estereotipos sexistas e igualdad a alumnos de educación secundaria de varios centros educativos de España. El programa no va dirigido únicamente a alumnos sino también a las familias y al profesorado.

“Educando en justicia igualitaria” comenzó a impartirse en España en la Comunidad de Canarias, exactamente en Lanzarote, con tal éxito que rápidamente se fue expandiendo a otras comunidades como la Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Galicia y Madrid.

El proyecto está estructurado en tres fases: la primera fase consiste en una serie de charlas impartidas por la Asociación sobre educación en valores de igualdad y no discriminación, sobre el concepto de justicia igualitaria y la divulgación y conocimiento de este concepto.

En la segunda fase los alumnos realizan visitas a juzgados y asisten a juicios en los que se cuestiona el derecho a la igualdad por razones de género. En la Comunidad Valenciana, donde el programa está implantado en siete poblaciones, la Guardia Civil y la Policía también colaboran con el programa por lo que los alumnos pueden visitar los cuarteles de la Guardia Civil o las dependencias de la Policía donde los profesionales especializados en esta área les explican los protocolos de actuación ante un caso de violencia de género, de acoso sexual o discriminación en materia de género. En esta comunidad, además el programa forma parte también del Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y el Machismo.

En la última fase del programa, los alumnos y los centros educativos diseñan proyectos con perspectiva de género abordando materias como: conciliación de la vida laboral y familiar, violencia de género, diferencias laborales entre sexos (brecha salarial, techo de cristal, síndrome de la vicepresidenta…), violencia de género y nuevas tecnologías, acoso sexual en varios contextos, etc. Los alumnos que consiguen el mejor proyecto tienen como premio la simulación de un juicio, en un juzgado real, actuando cada alumno como un agente implicado en el proceso de intervención judicial de género.

Parece que una de las consecuencias del programa, aunque no es éste el objetivo principal, ha sido que los alumnos se decidan por estudiar y especializarse en materias afines a la perspectiva de género: estudios universitarios como derecho, judicatura o criminología, que luego deberán especializarse con formaciones de postgrado como el Máster Universitario de Intervención Interdisciplinar de la VIU. Sin embargo, el objetivo primordial del programa es mucho más amplio y consiste tanto en concienciar a los jóvenes en materias de género como acercarlos al mundo de la justicia y a aprender a confiar en ella.

Y parece que el programa funciona, a los alumnos se les pasa unos cuestionarios antes de comenzar el curso sobre igualdad, género, discriminación por sexos… y al terminar el programa se les vuelve a pasar estos cuestionarios, mostrándose un considerable aumento en tolerancia y sensibilidad contra el machismo y actitudes sexistas, tanto en chicas como en chicos.

Por ahora el programa se está llevando a cabo con alumnos de Secundaria y Bachillerato, pero desde la Asociación se está considerando la posibilidad de implementarlo también en públicos más jóvenes, según los expertos cuanto antes se empiece a educar, mayor efectividad en la prevención.

Author

María Elvira Vague Cardona

Directora del Máster Universitario en Intervención Interdisciplinar en Violencia de Género (VIU).