El turismo deportivo en España mueve una gran cantidad de turismo que acude a nuestro país para disfrutar en directo o participar en un evento deportivo. Alrededor de 3 millones de turistas extranjeros visitan cada año España teniendo como objetivo acudir a alguna cita relacionada con el deporte. Asimismo, el turismo deportivo está entre las tres primeras razones para viajar. 

España, que cuenta con una infraestructura y clima adecuado, tiene una gran oferta para practicar deportes de aventura, con más de un millar de empresas que organizan este tipo de actividades de tipo deportivo. Algunos de los deportes de aventura más solicitados para practicarlos son el rafting, piragüismo, barranquismo kayak o paracaidismo.  

España puede presumir de ser sede de diferentes acontecimientos deportivos a nivel nacional e internacional. Como dato explicativo, el museo del Fútbol Club Barcelona o el Tour del Santiago Bernabéu, están entre los 5 museos más visitados de España. Por ello, para los aficionados al deporte y a ver espectáculos en directo, estos son algunos de los mejores destinos para hacer turismo deportivo en nuestro país. 

Grandes ciudades: Madrid y Barcelona 

En cualquiera de las dos grandes capitales españolas puedes encontrar una oferta de ocio excepcional, además de ser la sede de los principales eventos deportivos a nivel nacional. Estadios como el Santiago Bernabéu, Wanda Metropolitano o el Camp Nou ofrecen al aficionado poder disfrutar del mejor fútbol europeo, aunque también hay cabida para otras disciplinas deportivas como el tenis. En el Mutua Open de Madrid o el Conde de Godó podrás ver a grandes estrellas mundiales del deporte de la raqueta. Para los amantes del motor, el circuito de Montmeló es un imprescindible a visitar y disfrutar de alguna carrera. 

Área Cantábrica y Pirineos 

Un lugar específico para practicar los deportes de aventura es sin lugar a duda la Sierra de Guara, localizada en la provincia de Huesca. Este paraje es el paraíso europeo del barranquismo en Europa, además de ser propicio para practicar otras actividades como descenso de aguas bravas o kayak. 

Hablando del Mar Cantábrico, se puede disfrutar del surf en playas como la de Mundaka (Vizcaya), playa de Somo (Cantabria), playa de San Lorenzo en Gijón o Santa Marina y Vega en Ribadesella (Asturias) o playa de Riazor en A Coruña (Galicia). 

Islas Canarias y Baleares 

El turismo deportivo es uno de los grandes atractivas de los dos archipiélagos españoles, además de ser el principal motivo de los viajes en temporada baja y media. Por ejemplo, en la isla de Mallorca combinan muy bien la montaña con el mar, y son características las actividades deportivas como el MTB, Kayak, snorkel, esquí acuático o piragüismo en sus cristalinas y calientes aguas.  

El excelente clima durante todo el año y la orografía de islas como Tenerife hace sea un lugar idóneo para practicar cualquier deporte de aventura. Desde deportes acuáticos como piragüismo, kayak o snorkel, hasta deportes de montaña como barranquismo, senderismo o MTB cerca del Teide. 

Costa de Andalucía: Tarifa 

Al sur de la Península Ibérica se encuentra la que está considerada la mejor zona para hacer windsurf y kitesurf de toda Europa. Por su localización, la zona es conocida como la «ciudad entre dos mares». Casi cada día sopla el viento de Levante o Poniente y aunque no se algo muy agradable, hace que Tarifa sea destino de grandes profesionales de esta disciplina deportiva.

2º Máster en Gestión Deportiva (VIU)

Nuestro Máster Universitario en Gestión Deportiva prepara profesionales cualificados y les dota de todos los conocimientos necesarios para que utilicen criterios globales para la gestión de forma integral y más concretamente del ámbito del sector deportivo.  

En este Máster específico de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), que tendrá su 2ª edición a partir del mes de octubre de este 2019, obtendrás un dominio completo de las tecnologías actuales, herramientas tanto de marketing como de gestión, establecerás diferentes estrategias, anticiparse en los cambios que surjan, así como tener la capacidad de optimizar los recursos y analizar la información para una correcta toma de decisiones.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia