Existen multitud de tipos de proyectos diferentes, sobre todo, si dentro de cada una de las grandes áreas de la industria se empieza a investigar en las distintas ramas y subespecialidades. Cada uno de los tipos de proyectos que hay tiene unos rasgos característicos y requiere de un tipo de gestión y liderazgo determinados.

¿Quieres saber cómo llevar tu iniciativa a buen puerto?

 

Tipos de proyectos de ingeniería civil, construcción, petroquímica y minería

Los proyectos en esta categoría son aquellos que vienen a la mente más fácilmente cuando se mencionan proyectos industriales. Una de las características comunes a estos tipos de proyectos es que la fase de cumplimiento se debe llevar a cabo en un sitio que está expuesto a los elementos, y, generalmente, lejos de la oficina principal del contratista.

Descarga nuestra guía gratuita: El management en la empresa. Nuevas fórmulas para nuevos tiempos

Entre los rasgos que definen esta clase de iniciativas se encuentran los siguientes:

  • Se trata de proyectos que conllevan riesgos especiales y problemas de organización.
  • A menudo requieren una inversión masiva de capital.
  • Suele ser imprescindible llevar a cabo una gestión rigurosa del progreso, las finanzas y la calidad.

En proyectos industriales muy grandes es habitual que, tanto la financiación, como los recursos necesarios lleguen de partes diferentes. Sería demasiada la complejidad para un inversor único o un solo contratista. Esto implica que la organización y las comunicaciones pueden ser uno de los puntos débiles durante la fase de ejecución.

 

Proyectos de fabricación

Los proyectos de fabricación tienen como objetivo producir una pieza de equipo o maquinaria, barco, avión, vehículo terrestre o algún otro elemento de hardware especialmente diseñado.

  • El proyecto podría orientarse a la fabricación de un producto creado específicamente para un solo cliente o también existe la posibilidad de que se genere y financie dentro de una empresa para su posterior venta dirigida al gran público.
  • Los proyectos de manufactura suelen llevarse a cabo en una fábrica u otro entorno donde la empresa puede realizar una gestión in situ y ostentar un control óptimo.

No obstante, estas condiciones ideales no siempre se aplican. Algunos proyectos de manufactura pueden involucrar trabajos de apoyo en la puesta en marcha, capacitación inicial del cliente y subsiguiente servicio y mantenimiento. También complejo sería el caso de los proyectos que se llevan a cabo por un consorcio de compañías, de distintos países, con todos los problemas consecuentes de riesgo, dificultades contractuales, comunicación, coordinación y control.

 

Tipos de proyectos de gestión

Las iniciativas de gestión son uno de estos tipos de proyectos que todas las compañías, independientemente de su tamaño, pueden necesitar al menos una vez. Los momentos en los que típicamente se ponen en marcha son cuando las empresas reubican sus oficinas centrales, desarrollan o implementan un nuevo sistema informático, lanzan una campaña de marketing, se preparan para una feria comercial, producen un informe de factibilidad u otro estudio, reestructuran la organización, montan un espectáculo escénico o se involucran en cualquier operación que implique la coordinación de actividades.

El resultado final de este tipo de proyectos no es un producto material, como podría suceder en una iniciativa informática o de marketing. Pero, aunque los proyectos de gestión no pueden dar como resultado una creación visible y tangible, hay mucho en juego.

Una evolución a nivel cultural, la transición a un nuevo modelo de negocio y/ o la imagen de la empresa están en juego y, por ello, uno de los puntos críticos en esta clase de iniciativas es la gestión del cambio.

 

Ebook GRATIS: Management

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia