El cambio forma parte de la naturaleza humana, cambiamos para adaptarnos y sobrevivir, cambiamos para adaptarnos y ser mejores. La psicología organizacional cambia y su motor, en buena medida, es la tecnología.

Esta disciplina psicológica se ha visto obligada a cambiar casi a marchas forzadas. En organizaciones cada vez más grandes y donde el talento es el principal valor, ya es impensable la gestión de los recursos humanos, generalmente en manos de un profesional de la psicología organizacional, sin ayudas tecnológicas que agilicen y hagan más precisos la selección de personal, la formación y la prevención de riesgos laborales o la capacitación de los trabajadores.

¿Cuáles son los cambios más evidentes que han provocado las nuevas tecnologías en el campo de la psicología organizacional? Te los contamos a continuación.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Cambios que ha provocado la tecnología en la psicología organizacional

Adiós papel, bienvenida la nube: si antes un profesional de gestión de recursos humanos tenía un incontable número de currículums en papel recogidos en muchos archivadores, hoy esos archivos son digitales. En realidad,  puede que esos archivos no los tenga la empresa, sino que los gestionen portales especializados como Infojobs.

Los currículums, cada vez más, se envían en formato electrónico y esta tendencia no va a cambiar, al contrario, va a consolidarse. Ya muchas organizaciones directamente no aceptan el currículum impreso, sino a través de su web.  Las ventajas son evidentes, pero también hay retos; muchas personas, en especial mayores de 50 años, pueden quedar excluidos de los procesos de selección.

Mayor control a través de los sistemas de información de recursos humanos (SIRH): estos potentes sistemas de gestión realmente facilitan el trabajo del especialista en recursos humanos. Permiten tener de forma centralizada y a pocos clics, información sobre todos los trabajadores, además de gestionar puntos clave como nóminas y prestaciones sociales.

Se gestionan más perfiles, en cualquier localización: un cambio más que notable. Si antes una empresa recibía candidaturas de personas de la ciudad en la que tenía sede, ahora esas candidaturas son realmente de cualquier parte ¡del mundo! Nos hemos adaptado a verlo como normal, pero es bastante increíble.

La tecnología ha posibilitado que lleguen más candidaturas, pero también que estas puedan gestionarse más eficientemente. Diversos filtros en plataformas especializadas o software propios facilitan esta gestión, aunque por supuesto, aún hay mucho por avanzar en este punto.

Test nativos digitales para la selección de personal: aunque las pruebas estandarizadas de lápiz y papel (algunas directamente ya se han digitalizado) siguen usándose y siendo útiles, la realidad es que cada vez más, empresas potentes desarrollan sus propias pruebas de selección teniendo en cuenta las demandas del puesto de trabajo.

Se gana en porcentaje de éxito y también implica un nuevo nicho para la psicología organizacional: la creación de pruebas de selección de personal nativas digitales.

Mayores niveles de filtros hasta definir los candidatos finales: cada vez se incorporan más niveles de filtros que permiten definir a los mejores candidatos a una entrevista de trabajo. Se ahorra tiempo, dinero y aumentan las posibilidades de aciertos. Desde un primer cuestionario online, hasta una entrevista estandarizada que también se gestiona online en sitios como Spark Hire.

Se han alterado las formas de comunicación tradicional dentro de la empresa: cada vez más nuestro supervisor es ese correo que nos llega de vez en vez. El cara a cara con los empleados va empalideciendo. Si bien agiliza la gestión dentro de la organización, se corre el riesgo de que el trabajador se sienta menos implicado. El profesional de la psicología organizacional tiene en este punto uno de sus grandes retos.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia