En la época en la que vivimos la digitalización y las nuevas tecnologías se han convertido en las herramientas principales de los negocios. Sin embargo, a pesar de todas las actualizaciones y los avances que se han ido sucediendo, a día de hoy siguen apareciendo amenazas que ponen en peligro la información que maneja nuestra empresa o los datos más relevantes.

Dentro de este contexto que se presenta es muy importante contar con la mayor seguridad en nuestros sistemas informáticos. Así, podemos estar tranquilos de que dicha información jamás será mal utilizada y que tampoco caerá en manos de terceros. La ciberseguridad es un aspecto primordial dentro de una empresa y todas las compañías deben contemplar esta posibilidad, puesto que en el caso de no hacerlo pueden ocurrir incidentes como los que vamos a contarte a continuación.

 

NotPetya

NotPetya es una variante del ransomware Petya, muy conocido en el sector, que fue uno de los más peligrosos del momento en su época. Ahora NotPetya le ha tomado el relevo, siendo un malware aún más peligroso que el anterior, ocasionando numerosos problemas en los sistemas informáticos.

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

Una de las compañías más afectadas ha sido la farmacéutica MSD. La entidad, en el tercer trimestre del pasado año, tuvo que pagar alrededor de 310 millones de dólares por los datos y la información que perdió a causa de este malware, así como por todos los problemas que ocasionó en su momento.

 

WannaCry

Al igual que ocurre con NotPetya, WannaCry es otro de los ransomware más famosos en la actualidad. De hecho, ha sido protagonista en numerosos medios de comunicación debido a los destrozos que ha hecho en varios sistemas informáticos. Aunque en un primer momento los expertos pensaron que podría ser solo una incidencia que afectó principalmente a NHS y Telefónica, más tarde se descubrió que se trataba de un ransomware. Su modus operandi era expandirse, aprovechando la vulnerabilidad que presentaba una parte del protocolo SMB utilizado para Windows. WannaCry se convirtió en unos de los malware más peligrosos y se vincula al grupo de hackers Lazarus.

 

Bad Rabbit

Este “conejo malo” ha tenido como maestro a WannaCry y, aunque se trata de un ransomware de gran peligrosidad, no ha llegado a tener la repercusión de los otros. Lo que hace Bad Rabbit es incluir un exploit de la NSA. Este elemento lo filtró Shadow Brokers.

 

Botnets

Cuando hablamos de botnets estamos haciendo referencia a unos elementos específicos que se crean con el objetivo de llevar a cabo ciberataques en los sistemas informáticos. Los botnets pueden llegar a ser muy poderosos, de hecho suelen alcanzar anchos de banda enormes o incluso paralizar gran parte de la red. En definitiva, el mayor objetivo es poder infectar los elementos englobados dentro del Internet de las Cosas.

 

Phishing

Además de los incidentes ya mencionados, también hay que destacar los ataques de phishing, otro sistema que se ha vuelto muy popular por parte de los cibercriminales. Para realizar dichos ataques se crean portales web y otros canales de infección que pueden llegar a inhabilitar gran parte del sistema. El phishing cada vez se utiliza más. A día de hoy, alrededor de un millón de web falsas aparecen en la red de forma mensual. Entre las compañías más falseadas podemos nombrar Facebook, Dropbox, PayPal y cómo no, el gigante Google.

 

Aunque aquí te hemos comentado algunos de los incidentes con mayor repercusión del pasado año, los ciberdelincuentes no descansan nunca. A medida que pasa el tiempo crean otras técnicas para manipular y atacar cualquier sistema informático. Por este motivo siempre hay que estar actualizado en estos temas y dotar a nuestro sistema con la mejor seguridad del momento.

 

Ebook GRATIS: Informática

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia