En la evolución de la cual ha ido disfrutando la informática desde su concepción algunos de los cambios y herramientas introducidas han sido cruciales. Es lo que ocurrió con el sistema abierto, que pasó a ser un factor esencial para todo tipo de empresas y usuarios que requieren utilizar sistemas combinados con alta interoperabilidad. Con ellos es posible gestionar un sistema de acceso flexible y funcional en el cual distintos usuarios tendrán posibilidad de trabajar en conjunto de forma eficaz.  

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

¿Qué es un sistema abierto?

Los sistemas abiertos surgen a finales de los años 70 para mejorar el flujo de información dentro de un gran sistema informático. Para que lo entendamos un poco mejor, se trata de un sistema integrado a su vez en otro superior que ayuda a que muchos usuarios o empresas accedan libremente a los datos que allí se almacenan. Por tanto, a través de un sistema abierto podremos operar desde distintos terminales y no tendremos por qué hacerlo de manera individual.

El motivo de ello radica en que todos los ordenadores y otros sistemas que se encuentren integrados se conectan entre sí, formando una gran red donde podremos consultar datos, información e incluso manipularla de distintas formas si fuera necesario. Aunque se empezó a hablar de sistemas abiertos hace más de 40 años no fue hasta 1990 cuando el término se acuñó profesionalmente. Lo cierto es que en esta década se comenzó a trabajar mucho más con software y hardware, y al fin y al cabo el sistema abierto facilita la creación de los mismos, así que era lógico que se encontraría ante su gran momento en esta época.

En un principio este tipo de sistema se vendía a los usuarios a través de un número mínimo de empresas y dada su utilidad rápidamente se concibió como un artículo informático de “lujo”, por lo que su coste era bastante elevado y no todas las compañías podían tener acceso a él. Ya con la llegada del nuevo siglo los sistemas abiertos aumentaron su popularidad y cada vez con más frecuencia eran adquiridos por las empresas e incluso se integraban directamente en otros sistemas operativos o redes. Así poco a poco fue evolucionando hasta que en la actualidad rara es la empresa que no cuenta con un sistema abierto para que usuarios y proveedores puedan participar de una manera rápida y fácil.

Ahora contar con un sistema abierto es la mejor alternativa a otras opciones que se dedicaban exclusivamente al almacenamiento o uso de datos.  

Ventajas de los sistemas abiertos

Ya te hemos comentado que un sistema abierto es una muy buena opción, sobre todo para las grandes empresas que necesitan que un gran número de usuarios esté conectados y puedan acceder a la misma información a la vez. Por tanto, esta es la principal ventaja que tiene, resultando muy útil para trabajar en grandes grupos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que siempre debe existir un gran sistema que abarque todos los demás elementos que forman parte de la red. Desde el propio sistema abierto hasta los usuarios o incluso el contexto en el que se encuentran. No vamos a tener problemas en este sentido, puesto que el sistema abierto permite que todos los elementos o componentes que trabajan sobre él sean 100% compatibles.

También hay que destacar que los sistemas abiertos son sencillos de utilizar y su coste ha disminuido bastante desde que comenzaran a utilizarse. De igual modo, cuentan con varios procesadores que ofrecen una amplia capacidad de almacenamiento (habitualmente supera los GBs) y la posibilidad de conectar muchos terminales a la vez. Por último, otra ventaja muy importante que nos encontramos en los sistemas abiertos es que son capaces de trabajar a través de varios lenguajes de programación. Esto nos asegurará la portabilidad y la flexibilidad en prácticamente todo momento.

En definitiva, no hay ninguna duda de que los sistemas abiertos han conseguido pisar muy firme a lo largo de los últimos años, convirtiéndose en una máxima para la gestión de todo tipo de empresas. Su facilidad de uso, que cada vez sean más asequibles y que sus ventajas y funciones aumenten consiguen que tengamos que tenerlos en cuenta en todo momento en cualquier tipo de negocio.  

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia