• Realizar deporte de forma regular mejora la salud mental, la motivación y la memoria y contribuye a disminuir la depresión y la ansiedad
  • Propone la creación de planes estratégicos que reduzcan el sedentarismo y reduzcan los gastos sanitarios derivados des mismo
  • Al término de una actividad física de entre 20-60 minutos, aumenta la capacidad para concentrarse o resolver problemas complejos

Valencia (8-12-2015).- Un estudio realizado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), revela que sólo el 36,22% de la población española con edad comprendida entre los 15 y los 75 años realiza una actividad físico-deportiva de forma regular 1 ó 2 veces por semana, lo que refleja la progresiva y preocupante tendencia al sedentarismo en España.

Así se desprende del estudio realizado por Francesc Llorens, profesor del Grado de Educación Infantil y Primaria y del Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, FP y Enseñanza de Idiomas de la VIU para analizar, por un lado, cómo los diferentes esfuerzos físicos repercuten en el normal funcionamiento atencional y en el procesamiento de la información visual y, por el otro, para conocer si la práctica regular de actividad física afecta positivamente al rendimiento académico y a la salud mental.

El informe sostiene que el deporte, en intensidades aeróbicas moderadas, repercute notablemente en la salud mental, ya que reduce el estrés, la ansiedad, las circunstancias que rodean a la depresión, aumenta el estado de ánimo y el bienestar y afecta a las funciones cognitivas como la memoria a corto plazo o la motivación.

Tanto es así que según sostiene, la realización de esfuerzos aeróbicos con una duración de entre 20 y 60 minutos tiene “un efecto positivo sobre un gran número de procesos cognitivos inmediatamente después de su realización” de manera que, al término del mismo, los participantes están mejor preparados para realizar cualquier tipo de acción, concentrarse o resolver problemas complejos.

 

Creación de planes estratégicos

El estudio ahonda en los peligros derivados del sedentarismo y señala que la inactividad física de la población es el cuarto factor de riesgos en lo que respecta a la mortalidad mundial (supone el 6% de la mortalidad según la Organización Mundial de la Salud).

Asimismo el trabajo hace hincapié en la práctica del deporte en todos los estadios generacionales especialmente en la adolescencia donde se observa una caída “preocupante” ya que se ha comprobado que los porcentajes de práctica de deporte pasan de un 64% en niños con edades entre 6-7 años a un 50% en adolescente de 16-18.

El punto de mayor intensidad se produce a los 10 años donde el 71% de los menores practica algún tipo de deporte, una cifra que cae hasta un 50% cuando llegan a los 18 años. En cuestión de géneros, estas cifras son más alarmantes entre las adolescentes ya que pasan de un 63% a los 10 años a un 35% a los 18 (en el género masculino la caída es más suave, pasando de un 78% de niños que practican deporte con 10 años a un 64% de adolecentes).

En este punto defiende la necesaria creación de planes estratégicos para aumentar la actividad física en la escuela y entre la población en general porque proliferarían los estilos de vida saludables y se reducirían los gastos sanitarios derivados de patologías causadas por el sedentarismo.

Si desea obtener el informe de investigación completo, puede consultar toda la información aquí: https://www.universidadviu.es/investigacion/