Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

SDN NFV: ¿en qué se diferencian?

Cuando hablamos de redes de comunicación modernas, SDN y NFV son siglas bastante recurrentes. Tienen una clara relación, aunque existen diferencias significativas que merece la pena destacar. Hablemos de ello y de cómo trabajan de forma conjunta.

Para empezar, explicaremos de forma sencilla en qué consiste cada uno de estos recursos.

 

SDN o redes definidas por software

Las SDN nacieron como respuesta a una necesidad existente en las redes tradicionales. Quienes investigaban nuevos protocolos de comunicación se dieron cuenta de que cada vez que querían probar algo nuevo tenían que cambiar de software.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

De modo que pensaron en crear un elemento central que controlase el comportamiento de los dispositivos conectados en red. Poco a poco se fue desarrollando un protocolo. El formato dio el salto a los centros de datos, donde mejora de manera significativa el control de estos en la nube.

 

NFV, virtualización de servicios de red

Como su propio nombre indica, NFV es una arquitectura orientada a crear elementos virtuales dentro de una red. En este caso no se trata de un producto creado por investigadores de centro de datos. Es el resultado de un consorcio de proveedores de servicios de comunicación. Estos vieron que para progresar en su crecimiento, necesitaban algo que no limitara su capacidad, como ocurría con el hardware existente. Por ello, se unieron en un consorcio y crearon la base para una arquitectura de virtualización.

 

SDN NFV frente a frente

Aunque podemos hablar de estos dos recursos como complementarios en las redes de comunicación, hay determinados elementos clave que nos permites distinguirlos.

Para empezar, el motivo por el que se crearon es diferente en cada caso. SDN tiene como objetivo separar los datos y poder controlarlos desde una unidad central. Sin necesidad de cambiar de software cada vez que se quiera hacer algo distinto. NFV está orientado más bien a las funciones de red de los servidores, pudiendo cambiar en cualquier momento determinadas funciones.

Otro de los puntos en los que difieren es la ubicación en la que se encuentran. SDN y NFV trabajan en lugares distintos. El primero, en centros de datos y en la nube. El siguiente en las redes de los proveedores de servicios.

 

¿Cómo trabajan juntos estos recursos?

Aunque no tiene por qué ser así, SDN y NFV pueden trabajar de forma conjunta. Por ejemplo, un prestador de servicios de Internet puede valerse de la virtualización para desarrollar las funciones de un router. Esto no solo le permite tener un punto de demarcación, sino saber qué rendimiento ofrece. Hasta aquí podríamos definir el trabajo de NFV.

La red definida por software se encargará de separar el módulo de control y los datos. Estos datos se empaquetan y se envían optimizados, mientras que la función de control o enrutamiento se ejecuta en una máquina virtual.

El resultado es una solución en la que no hace falta tener un dispositivo costoso. Se puede sustituir por software específico y hardware genérico. También se reducen costes en los centros de datos, al no depender de una plataforma dedicada. Y los estándares hacen que se puedan desarrollar aplicaciones sin que los dispositivos tengan que estar en actualización constante.

En resumen. Hablamos de dos recursos muy importantes para las comunicaciones actuales. Hemos sintetizado al máximo para resumirlos. Aunque es evidente que todo es bastante más complejo y conocerlos bien requiere tiempo y esfuerzo.

 

CTA - Formacion en tecnologia