Relaciones públicas y marketing no son lo mismo, es fácil ver la diferencia desde un punto de vista táctico, sin embargo, la dificultad a menudo surge al articular cómo cada rol contribuye al éxito del negocio.

 

Relaciones públicas y marketing: 6 diferencias clave

Para comparar relaciones públicas y marketing hay que repasar el papel de cada una de estas disciplinas en seis áreas diferentes:

  1. El marketing generalmente cubre las promociones y campañas de publicidad que buscan conseguir ventas; mientras que las relaciones públicas se centran en la gestión de la reputación mediante la cobertura en los medios y la comunicación son las partes interesadas.
  2. Público objetivo. El objetivo del marketing es llegar a los clientes actuales y potenciales, mientras que las relaciones públicas consisten en mantener relaciones positivas con cualquier persona que tenga interés en la organización o la marca. Esto último cubre una audiencia más amplia que incluye clientes y medios, empleados y accionistas.

                       Descarga nuestra guía gratuita: Las claves del liderazgo empresarial
       

  3. Propósito. La meta de marketing es llegar a los consumidores y hacerles pensar, creer o realizar algún tipo de acción centrada en las ventas. Esencialmente, se trata de vender el producto o servicio. Por su parte, las relaciones públicas buscan vender la empresa o marca a través de la gestión positiva de los canales de comunicación que ponen en contacto a la empresa con los grupos de interés. En general, las actividades de marketing persiguen aumentar los ingresos directos, mientras que las relaciones públicas intentan lograr una reputación positiva y perdurable.
  4. Legitimidad de los mensajes. Los consumidores consideran inconscientemente que los mensajes enviados a través de canales de relaciones públicas son más legítimos que los presentados mediante tácticas de marketing. En general, las personas pueden reconocer claramente que las relaciones públicas y el marketing están motivados por el deseo de una empresa de aumentar las ventas. Sin embargo, los artículos que tienen un nombre de periodista conocido en ellos, o las presentaciones de alguien clasificado como un experto en la industria, son más propensos a ser recibidos por el consumidor como una fuente confiable.
  5. El marketing se define generalmente como una inversión empresarial ya que las actividades de marca y promoción tienen un gasto que se compensa con la generación de nuevos clientes. Ése es su retorno. Sin embargo, en el ámbito de las relaciones públicas es más difícil medir el ROI por ser complicado demostrar un cambio en la percepción o las creencias, a diferencia de lo que sucede con las ventas directas, que pueden cuantificarse sin problemas.
  6. Visión. El marketing es una actividad relativamente enfocada en el corto plazo, mientras que las relaciones públicas obtienen sus beneficios durante un período de tiempo más largo. Si bien el marketing busca impulsar el éxito de las ventas instantáneas y tangibles, los beneficios de un programa de relaciones públicas pueden verse como una inversión a largo plazo que una empresa reconocería para futuros logros.

 

Si bien es importante que las empresas puedan identificar y comprender las diferencias entre los dos roles, no cambia la realidad de que relaciones públicas y marketing son dependientes entre sí para el negocio y su éxito.

Con la introducción de nuevas tecnologías y la mayor aceptación de las relaciones públicas por parte de los equipos ejecutivos, las dos funciones se han vuelto más complejas y avanzan hacia roles aún más distintivamente separados en una empresa. Las empresas que, conociendo qué son relaciones públicas y marketing se centren en identificar las herramientas más efectivas para cumplir sus objetivos, tendrán la estrategia de comunicación integrada más efectiva.

 

Ebook GRATIS: Liderazgo

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia