La microbiota intestinal se ha revelado como un factor crítico con una relevante influencia en el desarrollo de pandemias
involucrando diversos aspectos de relevancia clínico-terapéutica. Dada la enorme importancia de distintos factores alimentarios y
socioculturales y cambios en los estilos de vida, remarcan la importancia del desarrollo de estrategias de intervención nutricional
basadas en el uso herramientas dirigidas a la promoción de cambios dirigidos en la composición y actividad de esta microbiota, como
terapias adyuvantes a las clásicas farmacológicas.

Este informe recopila y discute las evidencias científicas disponibles acerca de
los procesos fisiológicos de interés clínico-terapéutico que potencialmente son influenciables por la microbiota intestinal con un
efecto significativo en el riesgo, severidad y/o evolución de la esteatosis hepática no derivada del consumo de alcohol.