El avance en comunicaciones y soluciones digitales está convirtiendo la virtualización de servidores en un recurso muy beneficioso. Un modo de aprovechar todo el potencial de un equipo instalado en las propias instalaciones, o de transferirlo a otro lugar sin sufrir ningún inconveniente.

Según algunas cálculos, la mayoría de los servidores que existen se usan por debajo de su capacidad. Alrededor de un 15 por ciento de potencial de rendimiento que no se aprovecha. Veamos cuáles son los beneficios de virtualizar los servidores de una empresa:

 

Reducción de costes

El ahorro es uno de los puntos más a favor de la virtualización de servidores. Al aprovecharlos al máximo, no es necesario invertir en nuevos equipos o mantener encendidos aquellos que no se utilizan. Por tanto se reduce el consumo de energía, lo cual es un ahorro en la factura de electricidad.

Otro motivo por el que se ahorra es que al haber menos servidores se ahorra en mantenimiento. Tanto en tiempo como en dinero.

 

La virtualización de servidores mejora la seguridad

Un servidor virtual se puede programar de forma fácil para hacer copias de seguridad regularmente y almacenarlas de forma remota. En caso de fallo, la recuperación es mucho más rápida y accesible.

 

Posibilidad de crear un entorno de prueba

Al poder segmentar el espacio de un servidor para que funcione de forma independiente, se puede desarrollar un entorno para hacer pruebas. Sin necesidad de implementar un servidor externo y sin peligro de que un fallo pueda afectar al resto de servidores. Todo se hace desde un espacio controlado y seguro.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Por ejemplo, se pueden instalar aplicaciones y ejecutar todos los procesos que sean necesarios antes de que se traslade al entorno de trabajo. De este modo se reducen los fallos y el tiempo que se invierte en solucionarlos si se probaran directamente.

 

Aumenta el rendimiento laboral

Cuando se tiene personal que trabaja en casa o por alguna razón necesita desplazarse a menudo, la virtualización de servidores permite acceder a la información necesaria para trabajar en remoto. Un software de virtualización permite hacerlo sin importar cuál sea el sistema que se utiliza. 

Esto se traduce en una mejora del rendimiento de todos los trabajadores, que puedes conectarse sin importar dónde se encuentren y hacer sus tareas sin ningún problema.

 

Facilidad para trasladar todo el entorno sin paralizar tareas

La virtualización de servidores permite hacer una migración en caliente. Es decir, poder trasladar todos los datos de uno o varios servidores a otro sitio sin que apenas se note el cambio. Incluso permite externalizar el servicio y trabajar desde la nube. Un cambio que cada vez más empresas están llevando a cabo tanto por seguridad como por eficiencia. Lo único que se necesita es contar con un proveedor de servicios que garantice el funcionamiento de todo y se haga cargo de inmediato de cualquier incidencia que surja.

Por estos motivos, así como por algunos otros, la virtualización de servidores es un paso casi obligado para cualquier empresa que quiera gestionar de forma adecuada todos sus datos. En especial en una época en la que se manejan cantidades ingentes de información.

 

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia