No dejamos de hablar de ellos y con ellos. Los teléfonos inteligentes son hoy ordenadores de bolsillo en toda regla. Podemos decir que lo que menos hacemos son llamadas, ya que las aplicaciones de mensajería instantánea y otras amplían las funciones de estos dispositivos. Y la red a través de la que operan sobre todo es 4G. Sin embargo, ¿sabemos qué significa 4G en realidad? ¿Importa o no que lo hagamos?

 

La “G” del 4G y su significado

Todos sabemos que la telefonía móvil se clasifica por generaciones. La primera, llegada allá por los años 80, supuso una revolución porque permitía llamar por teléfono sin depender de un cable.

Una década después aparecieron los teléfonos 2G. Estos incorporaban ventajas como usar tecnología digital en lugar de analógica. Aparecieron los primeros teléfonos capaces de acceder a Internet. Aunque de un modo muy rudimentario.

Con el 3G todo evolucionó. Llegaron los primeros smartphones y las aplicaciones. La navegación empezó a ser parecida a la de equipos de escritorio y las velocidad se dispararon.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Hoy vivimos en la era del 4G. Con velocidades aún más rápidas, que permiten acceder a archivos multimedia de alta resolución, entre otras cosas.

Queda claro qué significa 4G. La cuarta generación de telefonía móvil, el estándar que muchos utilizan ya.

 

¿Importa saber qué significa 4G?

En realidad, puede que no parezca demasiado importante saber qué significan estas siglas. No obstante, las prestaciones que ofrecen estos terminales hacen que sí sea interesante. Sobre todo si los comparamos con las redes de tercera generación, que en algunos casos siguen usando algunos teléfonos.

Hay smartphones que funcionan bajo 3G, lo cual en principio no es un problema. Aunque no es necesario ser un experto en comunicaciones móviles para entender que en algo tiene que mejorar la siguiente generación.

La velocidad de transferencia es lo más evidente. Pero también lo es el hecho de que las llamadas y mensajes se mueven por un entorno más seguro y estable. Muy parecido a usar el teléfono o la conexión de Internet que tenemos en casa.

 

Y la “G” sigue avanzando

En realidad, la implantación del 4G aún no es total. Tampoco lo es la del 3G, ya que con la aparición de cada nueva generación, se empieza a trabajar en llevar lo último lo más lejos posible.

¿Y ahora? Según los expertos, el 4G está dando paso a una nueva era, la del 5G. Se calcula que en 2020 muchos teléfonos estarán preparados para funcionar bajo esta red.

La ventaja principal, como ocurre con el resto, son las velocidades de navegación. Se habla ya de alcanzar 1 Gb/s. Son cifras que se escapan, teniendo en cuenta que hablamos de multiplicar por cien la velocidad 4G. Las diferencias entre red fija y redes inalámbricas no existirán.

Queda claro entonces qué significa 4G. Se trata de la cuarta generación de telefonía móvil, así como de las redes de comunicación que la sustentan. Un entorno en el que nos movemos hoy mientras seguimos asistiendo a la evolución de la tecnología.

 

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

Author

Nuestros expertos

Universidad Internacional de Valencia