Saber qué es wearable lleva a muchos usuarios a rastrear la red en busca de respuestas y ejemplos que les ayuden a entender en qué consiste este tipo de tecnología portátil. Se trata de uno de los mercados de más rápido crecimiento en todo el sector de la tecnología, que se estima que supere los 30 mil millones de euros para 2020.

Aunque profesionales médicos y de las Fuerzas Armadas los han empleado en los últimos años para diferentes propósitos, el gran público no ha empezado a saber qué es wearable hasta hace relativamente poco.

Ahora que ya es una tecnología conocida, sus usos se amplían, desde aparatos de fitness, que controlan el ritmo cardíaco o cuentan los pasos, a joyas antiestrés o, incluso, implantables con diversas funcionalidades.

Las marcas de renombre, como Fitbit, Garmin y Apple, venden millones de productos cada año, pero se enfrentan a la dura competencia que plantean las empresas nuevas que suben posiciones gracias a su potencial innovador.

 

¿Qué es wearable?

Wearable es una tecnología avanzada para llevar. La movilidad es su principal característica y el IoT la base de su planteamiento, ya que son los sensores los que permiten a los diferentes aparatos, accesorios y prendas recoger y emitir datos de forma constante.

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

Si bien podría parecer que la mayoría de los wearables se usan en la muñeca, en realidad hay dispositivos diseñados para usarse en casi cualquier parte del cuerpo. Por este motivo, además de pulseras, quienes conocen bien qué es wearable saben que hoy día, pueden adquirir anillos, collares, diademas e incluso plantillas de zapatos con funciones avanzadas.

 

¿Cuáles son las categorías de wearables?

Si bien las compañías están constantemente creando nuevos tipos de dispositivos portátiles, la mayoría pueden encajar en estas categorías principales:

  1. Aparatos de monitorización de ejercicio. Uno de los tipos más conocidos de wearables son los rastreadores de ejercicios, que vienen en una variedad de formas. La primera generación de pulseras para ejercicios se conectó a una aplicación que permitía a los usuarios realizar un seguimiento de la cantidad de pasos que caminaban cada día. Pero las pulseras ahora se están volviendo más sofisticadas y se pueden usar para rastrear su ritmo cardíaco, las calorías quemadas e incluso los ciclos de sueño. Otros rastreadores de ejercicios incluyen cinturones que registran el ritmo cardíaco mientras se hace ejercicio u opciones de clip que se adhieren a la ropa.
  2. Relojes inteligentes. Los relojes inteligentes son relojes digitales que indican la hora junto con una serie de funciones extras, como la notificación de llamadas y mensajes, por ejemplo. Algunos de los relojes inteligentes más conocidos son los de la gama Apple Watch o los Samsung Gear.
  3. 3. Gorros, gafas y audífonos inteligentes. La tecnología se nos ha subido a la cabeza y hace posible que, hoy día, resulte sumergirse en mundos y juegos virtuales, grabar mientras se practican deportes extremos, o mantener conversaciones con los micrófonos incorporados en wearables y los audífonos inteligentes.
  4. Ropa inteligente. Los expertos en moda actuales necesitan saber qué es wearable. Sujetadores deportivos, como MyZone, que cuenta con un monitor de ritmo cardíaco incorporado; ropa con sensores incorporados, que pueden rastrear constantemente el ritmo cardíaco, controlar las emociones y rastrear la ubicación e incluso pijamas con sistemas IoT que prometen ayudar a dormir mejor son solo una pequeña parte de esta industria en auge. No para de aparecer nuevas prendas inteligentes, que, seguramente, se volverán más comunes en los próximos años.
  5. Joyas inteligentes. Esta modalidad de wearable ha existido desde hace algunos años. Varias compañías de tecnología se aliaron con marcas de moda, como Michael Kors, para desarrollar hermosas joyas con un propósito. Rastreadores de estado físico, gestores del estrés o contadores de pasos toman la forma de pendientes, collares o anillos, para embellecer por fuera y también por dentro.

 

¿Qué es wearable implantable?

Quienes están al día de la industria y conocen muy bien qué es wearable saben que no solo se trata de prendas de quita y pon. Los wearables también pueden implantarse quirúrgicamente debajo de la piel.

Estos dispositivos casi futuristas pueden estar allí por razones médicas, como las bombas de insulina, que suministran insulina directamente a su cuerpo, o los dispositivos anticonceptivos que liberan hormonas; pero también por voluntad propia del usuario, que desea, por ejemplo, conocer cuándo se producen movimientos sísmicos en alguna parte del mundo o ser consciente en todo momento de dónde está el Norte magnético, entre otras muchas posibilidades.

 

El futuro de los wearables

Las pulseras y los relojes inteligentes no parece que vayan a desaparecer a corto plazo, pero en el futuro se verá un aumento en las lentes inteligentes y los implantes. Un informe reciente de Forrester Research pronosticó que para 2025, alrededor de 14.4 millones de trabajadores de los EE. UU. llevarán gafas inteligentes a diario.

El internet de las Cosas es una profesión de futuro y con un Máster en IoT el profesional puede adquirir una visión integrada de este ecosistema abierto al mañana.

 

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia