La dislalia es una dificultad para la producción o articulación de uno o varios fonemas en niños o niñas mayores de 4 años sin que existan trastornos en el sistema nervioso central ni en el periférico. Tampoco se observan deformaciones anatómicas o fisiológicas en los órganos articulatorios. Es un trastorno del aprendizaje que debe ser tratado de forma temprana para evitar que pueda derivar en un bajo rendimiento académico. Afortunadamente, los ejercicios específicos dirigidos por un logopeda con el apoyo de los padres suelen dar muy buenos resultados en poco tiempo.

dislalia

Tipos de dislalias

Existen dos grandes tipos de dislalias: las fonéticas y las fonológicas, con un origen del problema, dificultades y tratamientos diferentes.

Dislalias fonéticas

Las dislalias fonéticas suelen tener su origen en alguna dificultad en la coordinación motriz, siendo los problema más habituales:

  • Sustituciones de fricativas por el sonido /t/
  • Ceceo: /s/ por /z/: “caza” por “casa”
  • Seseo: /z/ por/s/: “sapato” por “zapato”
  • Sustitución de /f/ por /p/ o /z/
  • Sustitución de /k/ por /t/
  • Distorsiones: se sustituye el fonema correcto por un sonido que no pertenece al sistema fonético del idioma
  • Rotacismo: “gomper” por “romper”
  • Sigmatismo: “zonreir" por “sonreir”
  • Adiciones de elementos no pertinentes
  • Nasalización: /d/ por /n/, “animina” por “adivina”
  • Sonorización de consonantes sordas /g/ por /k/, “gasa” por “casa”

Para la corrección de estos problemas es importante que los niños afectados aprendan un sistema motor nuevo o que corrijan uno inadecuado.

 

Dislalias fonológicas

Este tipo de dislalia se caracteriza por dificultades de discriminación auditiva y en el análisis temporal de fonemas dentro de una secuencia, lo que provoca que el niño cometa errores de pronunciación del tipo:

  • Problemas de anticipación, decir "títate" por "quítate"
  • Duplicación, "dififil" por "difícil"
  • Sustitución o asimilación de un fonema por otro. Por ejemplo, /t/ por /s/
  • Alteración del orden de los fonemas, por ejemplo "tonicias" por "noticias"
  • Alteración del orden silábico, como por ejemplo pronunciar "telófono"

Hay que tener en cuenta que estas variaciones son habituales durante el proceso de desarrollo del habla, por lo que sólo se consideran dificultades o trastornos si persisten una vez el niño ha cumplido los 5 años.

Corrección de la dislalia de la l y otras problemas fonéticos

La dislalia de la l consiste en una pronunciación incorrecta de este fonema y es un problema habitual dentro de las dislalias fonéticas. Como el resto de los trastornos fonéticos, para su corrección es necesaria la intervención de un logopeda, el cual en una serie de sesiones normalmente fuera del horario escolar pondrá en marcha un tratamiento terapéutico dividido en varias fases:

  1. Evaluación del nivel articulatorio del niño.
  2. Definición de un programa individualizado adaptado a sus necesidades.
  3. Estimulación de la capacidad del niño para producir sonidos, reproduciendo movimientos y posturas. También se experimenta con las vocales y las consonantes y se enseña al niño a comparar y diferenciar los sonidos.
  4. Estimulación de la coordinación de los movimientos necesarios para la pronunciación de sonidos: ejercicios labiales y linguales. En esta fase también se le enseña al niño las posiciones correctas de los sonidos con los que tiene más dificultados.
  5. Se realizan ejercicios donde el niño debe producir el sonido dentro de sílabas hasta que se automatice el patrón muscular necesario para la articulación del sonido.
  6. En esta fase se trabajan las palabras completas mediante juegos que facilitan la producción y articulación de los sonidos difíciles dentro de las palabras.
  7. Una vez que el niño es capaz de pronunciar los sonidos difíciles en cualquier posición de una palabra, se tratará que lo realice fuera de las sesiones, es decir, en su lenguaje espontáneo y no sólo en las sesiones terapéuticas.

A lo largo de toda la intervención, en la que también tienen un  papel activo también los padres, se ejercitará de forma paralela la musculatura que está interviniendo en la producción de los sonidos.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia