Las nuevas tecnologías han supuesto un avance en muchos campos y la psicología ha sido uno de ellos. Con internet se han abierto nuevas vías para el tratamiento psicológico de pacientes como la figura psicólogo virtual.

En el momento de buscar tratamiento psicológico muchas personas prefieren acudir físicamente a un terapeuta por la cercanía que proporciona y porque tienen dudas sobre si un psicólogo virtual puede dar el mismo servicio y se puede utilizar en todos los casos.

Como consecuencia de lo anterior vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de un psicólogo virtual.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un psicólogo virtual?

Por lo que se refiere a las ventajas de un psicólogo virtual, podemos destacar las siguientes:

Reducción de costes

La terapia con un psicólogo virtual suele ser más barata que la presencial puesto que supone unos gastos menores en medios ya que las sesiones se realizan a través de video o chat.

Menor inversión en tiempo

El paciente no se tiene que desplazar hasta la consulta del terapeuta por lo que se ahorra tiempo y dinero en desplazamientos.

Mejor acceso para todo tipo de personas

Hay personas que tienen algún tipo de discapacidad que no les permite desplazarse o personas mayores que les resulta complicado moverse, por lo que, en estos casos, si necesitan ayuda psicológica, el psicólogo virtual puede ser una muy buena solución.

Acceso desde cualquier lugar

El tratamiento se puede continuar desde cualquier lugar siempre y cuando exista acceso a internet, por lo que tiene una mayor continuidad frente a un tratamiento presencial. Por otro lado, en el caso de personas que viven en pueblos aislados, el acceso a la terapia virtual es más sencillo.

Uso de diversas formas de comunicación

La utilización de internet permite tener diversas vías de comunicación entre el psicólogo virtual y el paciente. Se pueden utilizar sesiones a través de video, correos electrónicos o chat, por lo que el abanico de opciones es más amplio.

Sin embargo, un psicólogo virtual también tiene inconvenientes, estos son algunos de ellos:

Cuidado con la confidencialidad

El acceso a través de internet debe realizarse en un lugar tranquilo y seguro para salvaguardar la confidencialidad del paciente y del tratamiento que se está llevando a cabo. Por eso es importante, elegir bien el lugar desde el que el psicólogo virtual va a hablar con su paciente.

Confianza

Es más complicado generar confianza en una relación online psicólogo-paciente que en una presencial. El paciente tardará más tiempo en confiar y en abrirse ante una persona que no está físicamente presente.

Búsqueda de un profesional cualificado

Un psicólogo virtual además de los conocimientos de psicología debe conocer el uso de las diversas herramientas que se pueden utilizar en una terapia online, por lo que es preciso buscar profesionales cualificados y preparados para la terapia online.

En cualquier caso, dependiendo de las circunstancias concretas es preciso consultar con un profesional qué tipo de terapia es mejor para cada caso, si la presencial o el psicólogo virtual.

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia