La psicología tiene diversas ramas y una de ellas está dedicada a auxiliar y ayudar en los procesos de administración de justicia. Es la psicología forense. Te contamos en qué consiste y qué hace un psicólogo dedicado a ella.

La psicología es la ciencia que se dedica al estudio de la mente humana y de los procesos mentales. Por lo tanto, tiene aplicaciones en muchos ámbitos como el trabajo y los recursos humanos, la empresa, la sociedad, el desarrollo personal y la justicia.

 

¿Qué es la psicología forense?

La palabra “forense” tiene su origen en la palabra latina fórum, que era el espacio público en el que se celebraban los juicios públicos en la época de los romanos. La psicología forense se aplica en los procesos judiciales para aportar conocimientos sobre el comportamiento humano que ayuden a resolver los casos.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Un psicólogo forense puede actuar de varias formas en un procedimiento judicial, por lo que podemos destacar las siguientes:

  • Como testigo experto ante un tribunal de familia. El psicólogo forense realizará evaluaciones relativas a los hijos para temas relacionados con la custodia, evaluaciones de abuso infantil, de asuntos de patria potestad etc.
  • Como experto ante un tribunal civil. Puede actuar en casos de acoso sexual, discriminación, lesiones etc.
  • Ante un tribunal penal. Puede realizar informes sobre libertad condicional, credibilidad de testigos, evaluación de delincuentes o de capacidad.

 

La función básica es determinar su un acusado, denunciante o testigo actúa en pleno uso de sus facultades. En los casos, por ejemplo, de un homicidio si el acusado sostiene que tiene sus capacidades mentales mermadas, debe ser un psicólogo forense quien determine si es así o no.

Un psicólogo forense no solo debe elaborar informes y evaluaciones de diverso tipo sino que también debe ser capaz de testificar sobre esos informes y evaluaciones para explicarlos ante el juez y las partes en condición de perito experto. Esto requiere una gran capacidad de comunicación y de concentración para poder ayudar en un juicio.

Las aplicaciones son muchas y la ayuda que puede prestar la psicología forense en un juicio es enorme de clara a esclarecer aspectos que ayuden a decidir al juez.

Otra de las funciones que puede tener un psicólogo forense es la de ayudar a la policía a determinar un comportamiento criminal para poder elaborar un perfil y desarrollar una investigación. Los psicólogos forenses que se dedican a esto pueden colaborar de forma muy activa en la captura de criminales.

 

Habilidades de un psicólogo forense

Un psicólogo forense además de tener los conocimientos del Grado de Psicología, debe tener conocimientos de derecho en diversos aspectos como el derecho civil, penal o procesal para completar sus habilidades.

Los psicólogos forenses trabajan conjuntamente con abogados, jueces, fiscales y otros peritos y profesionales del derecho para ayudar a aclarar los hechos y dar una opinión experta. Se trata de un trabajo importante que aporta una información esencial sobre los rasgos psicológicos de una persona.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia