Todas las personas cambiamos a lo largo de nuestra vida y la psicología evolutiva o del desarrollo trata de explicar los cambios que tienen lugar en las personas a lo largo del tiempo a medida que cumplen años. Es decir, la psicología evolutiva estudia la transformación que afectan a las personas como consecuencia del paso del tiempo y por factores como la herencia o el entorno de cada uno. La teoría del desarrollo humano supone un proceso en el que podemos destacar los siguientes hitos:

  • Descripción de los cambios que se producen en un área de conducta o de actividad psicológica.
  • Descripción de los cambios que se producen en el cerebro.
  • Explicación del desarrollo que se ha descrito.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Evolución histórica de la psicología evolutiva

En la historia de la psicología evolutiva podemos distinguir 3 etapas que son las siguientes:

  • Inicios: siglo XVIII y principios del XIX. Es este periodo aparecen numerosos estudios sobre niños y el hito más importante fue la publicación de “El origen de las especies” de Charles Darwin que supuso un cambio en la concepción de la evolución del hombre.
  • La psicología evolutiva se convierte en disciplina independiente. La psicología evolutiva se desarrolló sobre todo en Estados Unidos donde se realizaron estudios sobre la medida de la inteligencia y se crearon centros de investigación.
  • Desarrollo de la psicología evolutiva. Se revisan las teorías existentes y se elaboran nuevas teorías.

 

Las etapas del desarrollo humano

En base a los estudios del psicólogo estadounidense Erik Erikson se pueden distinguir ocho etapas básicas en el desarrollo de una persona, dichas etapas son las siguientes:

  • Etapa prenatal. Comprende desde la concepción hasta el parto. Es el momento en el que se forman los órganos y la estructura corporal básica. Se trata de un momento en el que el ser humano es muy vulnerable a las influencias ambientales.
  • Etapa de la niñez. Es la comprendida entre el nacimiento y los tres años. Se caracteriza por ser la fase en la que se comienzan a controlar los esfínteres y los músculos. En niño es dependiente y su desarrollo físico es muy rápido.
  • Primera infancia. Desde los 3 a los 6 años. Los niños comienzan a relacionarse entre ellos y mejoran las habilidades motrices y la fuerza, aumentan el autocontrol y comienzan a ser más independientes y a tener un comportamiento más egocéntrico.
  • Infancia intermedia. Desde los 6 a los 12 años. Los niños comienzan a pensar de forma lógica y disminuye el egocentrismo, se desarrolla el lenguaje y la memoria. Es el momento en el que se crea la autoestima y el crecimiento físico comienza a ser más lento.
  • Adolescencia. De los 12 a los 20 años. Es una etapa en la que se producen cambios físicos muy rápidos y significativos. Se inicia la búsqueda de una identidad propia.
  • Etapa adulta temprana. Entre los 20 y los 40 años. En esta etapa de la vida muchas personas se casan y tienen hijos. Se desarrolla del todo la identidad propia y la capacidad intelectual se convierte en algo más complejo.
  • Edad adulta intermedia. Entre los 40 y los 60 años. Es el momento en el que muchas personas se replantean el sentido de la vida y comienzan a sentir los primeros deterioros en la salud física.
  • Edad adulta tardía. Comprende desde los 65 años en adelante. La mayor parte de las personas siguen teniendo buena salud física y mental, aunque poco a poco decaen. Se produce una aceptación del fin de la vida.

 

cta_01

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia