El aprendizaje es clave en el desarrollo de las personas. Si comparamos los comportamientos simples y naturales de un niño, con los complicados comportamientos de un adulto, podremos observar como los sentimientos, habilidades y pensamientos son diferentes y es precisamente el aprendizaje el elemento que marca la diferencia y la psicología del aprendizaje la que analiza ese proceso. Los seres humanos interactuamos de forma continua con el entorno que nos rodea, lo que nos hace adquirir una experiencia e ir modificando nuestro comportamiento en función de lo que va sucediendo a lo largo de nuestra vida. Por lo tanto, el aprendizaje supone un cambio en nuestro comportamiento como consecuencia de una determinada experiencia.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Psicología del aprendizaje: evolución y modelos

En el campo de la psicología se ha estudiado durante años la forma en la que las personas aprenden y por qué aprenden y se ha dado lugar a la denominada psicología del aprendizaje. A continuación, vamos a analizar la evolución de la psicología del aprendizaje y los principales modelos que han existido.

Teoría del aprendizaje conductual

El conductismo es una corriente psicológica que surgió en Estados Unidos a principios del siglo XX que tuvo como sus principales defensores a John Watson y Burrhus F. Skinner. Esta corriente explica el proceso de aprendizaje en función de las reacciones o respuestas de las personas antes determinados estímulos. Es decir, cada estímulo genera una respuesta y esa respuesta se encuentra condicionada por las consecuencias que siguen a su realización.

Teoría del aprendizaje por observación

Esta teoría entiende que el conductismo no es suficiente para explicar todos los elementos que intervienen en el proceso de aprendizaje y sostiene que se debe incluir un factor esencial que es la observación. Albert Bandura fue el principal defensor de esta teoría denominada del aprendizaje social. Parte de la idea de que la respuesta que da una persona ante una determinada situación está condicionada por lo que ha visto hacer antes a otras personas. Los niños tienden a imitar la conducta de sus padres, cuidadores o profesores, por ejemplo.

La teoría del aprendizaje constructivista

El constructivismo se centra en cómo los datos obtenidos mediante la percepción se organizan mediante construcciones mentales que cada persona ya posee con anterioridad como consecuencia de su interacción con las cosas, con las personas y con el entorno. El niño o el adulto van construyendo nociones en función de su experiencia, y esas nociones cambian a medida que pasa el tiempo debido a las nuevas experiencias que se viven y que modifican nuestra forma de comportarnos.

Ensayo y error

La teoría del ensayo y error tuvo a su principal exponente en el psicólogo americano Thorndike que sostenía que el aprendizaje se llevaba a cabo a través del método de ensayo y error. Durante el aprendizaje cada persona hace muchos intentos y se entiende que cuantos más intentos se realicen más disminuirá la probabilidad de error. La psicología del aprendizaje y las teorías que hemos analizado brevemente con anterioridad nos muestran cómo aprendemos, cómo incorporamos conocimientos, y es precisamente ese elemento el esencial para saber cómo enseñar. Guía: Áreas de la psicología  

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia