La psicología como ciencia que estudia la conducta humana tiene aplicaciones en campos muy diferentes como el trabajo, la salud, la sociedad y el delito. En este sentido surge una relación entre psicología y criminología que muestra como son ramas complementarias.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Cuando se comete un delito la situación se aborda desde diversos puntos de vista como la psicología, la sociología o la criminología. Esta última, también llamada psicología criminológica, trata de analizar todos los aspectos de un delito, sus causas, las víctimas, los autores.

 

Objetivo de la criminología

El objetivo de la criminología es aportar herramientas para entender y prevenir el crimen.   Por lo tanto, el ámbito de actuación de psicología y criminología son los tribunales, las instituciones penitenciarias y la policía.

La criminología estudia y trata de averiguar la razón por la que una persona comete un delito, qué significado tiene para esa persona el delito y por qué no teme el castigo y no le disuade de cometer el delito.

Para lograr su objetivo la criminología estudia el ambiente en el que se mueve el delincuente, qué factores le han podido influir (familia, cultura, religión) y cómo se ha desarrollado su personalidad a lo largo de su vida. Por lo tanto, se analiza el delito desde varias perspectivas:

  • Herencia.
  • Trastornos psicológicos.
  • Educación.
  • Inteligencia.

 

Psicología y criminología: las teorías del comportamiento criminal

Como consecuencia de todo lo que hemos visto anteriormente, podemos concluir que la psicología criminal consiste en la aplicación de la psicología al comportamiento criminal. Desde este punto de vista, para entender el comportamiento criminal se utilizan diversas teorías  como las que describimos a continuación:

  • Psicología evolutiva. Se centra en aplicar la teoría de la evolución al comportamiento humano. Es decir, se trata de ver cómo la evolución de una persona puede incidir en su comportamiento criminal.
  • Psicología social. En esta área existen diversas teorías como la que estudia los procesos grupales, en los que la conducta criminal está influenciada por el grupo.
  • Características de la personalidad. Esta teoría sostiene que determinadas características de la personalidad de un individuo lo pueden hacer más propenso a cometer un delito. Por otro lado, se relaciona el crimen con determinados trastornos psicológicos como la esquizofrenia.
  • Biología. Desde este punto de vista se analiza como influyen en el comportamiento criminal factores genéticos o ambientales.

 

Cómo se aplica la psicología criminal

La psicología criminal puede aplicarse en diversos ámbitos como los siguientes:

  • Análisis del crimen. El análisis del crimen desde el punto de vista psicológico puede ayudar en la investigación de un delito. Por ejemplo, si existen coincidencias como el tipo de víctima o el modus operandi, se puede deducir un perfil psicológico del delincuente que ayude a detenerle.
  • Análisis de la víctima y del criminal. Un psicólogo criminal podrá analizar mediante entrevistas tanto al delincuente como a su víctima y obtener datos esenciales que ayuden a la policía y a la justicia a esclarecer el crimen.
  • Estudios criminológicos. Tratan de estudiar pautas derivadas del crimen que ayuden a prevenirlo y evitarlo.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia