El ser humano es curioso por naturaleza y desde niños la pregunta más frecuente que nos hacemos es: ¿por qué? La psicología científica trata de recoger datos y responder a muchos “por qué” para intentar descifrar los enigmas de la mente humana. Inicialmente se pensaba que el conocimiento se podría adquirir mediante la razón y la lógica, pero con el paso del tiempo la ciencia comenzó a utilizar un enfoque empírico para explicar las cosas, es decir, se basaba en la experiencia para adquirir conocimientos, en lo que podemos percibir a través de nuestros sentidos. Una ciencia tiene los siguientes elementos:

  • Se recopilan datos a través de la observación y de la experimentación.
  • La evidencia empírica no se basa en creencias ni en argumentos.
  • Los detalles de los experimentos que se realizan se analizan y se almacenan para que otros científicos puedan reproducir los citados experimentos.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

El origen y desarrollo de la psicología científica

La psicología es una ciencia que estudia los procesos mentales a través de diversas perspectivas como la cognitiva, la afectiva y la conductual. La psicología científica nace en el siglo XIX en el momento en que se comienzan a medir aspectos mentales de forma cuantitativa y se busca establecer una relación entre la mente y el cuerpo. Wilhelm Wundt, el psicólogo considerado padre del estructuralismo, abrió en Leipzig (Alemania) el que es considerado el primer laboratorio de psicología científica. Este hecho supuso un hito muy importante en la historia de la psicología y desde entonces se comenzaron a realizar grandes avances en el estudio de los procesos mentales y de la conducta a partir de la experimentación. Tras Wundt, que fue el pionero, aparecieron otras muchas figuras que desarrollaron diversas teorías. Podemos destacar al psiquiatra alemán Emil Kraepelin que fundó la psiquiatría científica, al psicólogo inglés Charles Spearman con su teoría bifactoral o a Pierre Janet conocido por la teoría del automatismo en relación a los comportamientos amnésicos. En el siglo XX la psicología conductivista en Estados Unidos y la psicología soviética continuaron con la experimentación en el campo psicológico, aunque el objeto de estudio es la conducta y no la mente. Posteriormente, se desarrollaron otras teorías como la psicología cognitiva que vuelve a centrar su estudio en la mente.  

La psicología científica y las pseudopsicologías

A lo largo de los años se han desarrollado otras teorías denominadas “psicologías alternativas” o pseudopsicologías, que rechazan, por lo general, el método científico basado en la experimentación y tratan de hacerse pasar por ciencias. Podemos destacar las siguientes:

  • La parapsicología. No se trata de una rama de la psicología, como podría hacer pensar su nombre. Se han realizado algunos experimentos para encontrar evidencias de algunos fenómenos paranormales como la telepatía o la telequinesis (mover objetos con la mente).
  • Terapia de regresión. Se basa en la posibilidad de volver a nuestros recuerdos para cambiar contenidos inconscientes que se almacenan en nuestra mente.
  • Grafología. Consiste en la técnica por la que se intenta conocer la personalidad de un individuo a través de su escritura. Este tema hay que tratarlo con delicadeza puesto que se ha comprobado que las interpretaciones suelen depender de las personas que las realicen.

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia