Hasta ahora, el aprendizaje on line se ha basado en plataformas de LMS (Learning Management Systems), las cuales constituían unos modelos de contenido cerrados. En este contexto, el aula virtual copiaba patrones de funcionamiento y conducta similares a las aulas físicas ordinarias, aunque con las grandes ventajas, a nivel sobre todo de flexibilidad, propias del entorno digital.

tendencias e-Learning

Las nuevas tendencias de e-Learning van más allá, intensificando las posibilidades de conexión y de feedback educativo por parte de todos los integrantes del proceso gracias, sobre todo, al desarrollo de las herramientas 2.0 y 3.0: blogs, wikis y redes sociales.

Desde este punto de vista, el e-Learning se está convirtiendo en más social, poniéndose en marcha redes sociales adaptadas y comunidades como Ning. Este carácter cada vez más abierto e interconectado del aprendizaje virtual hará que la tendencia en este ámbito en el futuro más inmediato esté muy marcada por:

  • Unos entornos de formación cada vez más abiertos, democráticos y de carácter potencialmente universal.
  • Un calidad del conocimiento cada vez mayor y adaptado a unos usuarios más críticos, con formación previa de base  y un ilimitado acceso a todo tipo de información adicional y actualizada.
  • Mucha mayor interacción e instinto de comunidad.
  • Más diversidad de conocimientos y opiniones.
  • Mayor escalabilidad, ya que en el e-Learning 2.0 la formación es continua, el aprendizaje más informal y proviene de múltiples medios.
  • Los formatos se convierten en más atractivos: Slideshare, Videotutoriales, Podcasts, Flash, e-Learning en dispositivos móviles, e-Learning en entornos virtuales o MUDs como Second Life y un sinfín de posibilidades multimedia innovadoras y gratuitas, potencialmente útiles al aprendizaje.

Cambios en los roles

Los roles de tutor y alumno van a empezar a diluirse en este tipo de aprendizaje. El papel de lo profesores ya está cambiando y aún lo harán más en el futuro, pasando de directores de grupos a coordinadores o moderadores de comunidades diversas, con una nivel experto en las herramientas de la web 2.0 y el entorno tecnológico propio de la formación virtual , y no tanto en los contenidos que debe impartir.

En este sentido, una competencia muy importante de los profesores y tutores será su capacidad para motivar a los alumno y fomentarles su  curiosidad, además de ser capaz de adaptar sus conocimientos a unos contenidos a demanda.

Pero el mayor cambio relacionado con la formación por Internet está en nosotros mismos, en la forma de asimilar los conocimientos y ver las cosas de una forma mucho más dinámica. Nos tenemos que concienciar de la importancia de dar visibilidad e intercambiar nuestro trabajo a través de blogs, wikis, medios de comunicación digitales, etc.