• El coronel ha analizado las consecuencias geopolíticas de la pandemia: "China va ganando la partida, pero hay que esperar a ver cuál es la reacción de EE. UU”.
  • "Occidente ha pecado de prepotencia, veíamos las pandemias como algo ajeno"
  • Tablero geopolítico entre EEUU y China: “Sudamérica puede jugar un papel importante ya que China ha sabido aprovechar la desconfianza con la que muchos de estos países ven a EE. UU”.

 

Valencia, 22 mayo de 2020.- El coronel Pedro Baños analizó el “Panorama geopolítico mundial tras el Coronavirus” en una masterclass organizada por el Área de Jurídico de la Universidad Internacional de Valencia y dirigida a complementar la formación de sus estudiantes. El coronel fue presentado por Albert Clemente Soriano, Director del Grado en Criminología y Ciencias de la Seguridad de VIU.

La jornada desgranó los efectos que la crisis sanitaria tendrá en la geopolítica mundial y en los equilibrios de poder entre las grandes potencias, especialmente entre Estados Unidos y China.

En este sentido, Baños subrayó que el papel de Europa en la geopolítica mundial ha quedado reducido al de "mero espectador": "No podemos saber cuál va a ser la situación final en el aspecto político, pero lo que está haciendo esta pandemia es ahondar en la crisis que ya existía entre China y Estados Unidos. Quien va ganando la partida de momento es China. Todavía queda partida y habrá que ver cuál es la reacción de Estados Unidos".

En relación con la escalada de tensión que se vive entre China y la administración Trump, el analista y experto en estrategia y relaciones internacionales alertó de un fenómeno que se repite históricamente y supone el trasvase del enfrentamiento mercantil en el ámbito militar: “Este enfrentamiento que empezó siendo principalmente comercial se está llevando a otros terrenos como son el de la desinformación y el desprestigio entre estas dos grandes potencia lanzando bulos y acusaciones de unos hacia otros".

Durante la jornada, Pedro Baños aseveró que, “aunque se sabía que una pandemia así podía surgir, los países occidentales no han sabido estar a la altura”. "Hemos sido prepotentes y hemos visto las pandemias como algo ajeno, propias de África y que no nos pasaría nunca. Nos ha cogido con la guardia baja", concluyó al respecto.

Junto a los devastadores efecto del coronavirus en el ámbito sanitario, el coronel Baños recordó que la crisis económica también llevará aparejados una serie de problemas que pueden afectar al panorama geopolítico: "Todavía no somos conscientes de lo que se viene encima. Europa, que ya había perdido competitividad en los últimos años, tendrá que endeudarse y en España, para salir adelante, vamos a tener que endeudar a varias generaciones y gran parte de la riqueza del país acabará en manos extranjeras a través de los fondos buitres. Nuestros nietos todavía estarán pagando el precio económico de esta pandemia".

El coronel también hizo hincapié en la cooperación del sector público y privado para generar un mayor músculo financiero y favorecer la recuperación económica: “Hay una gran necesidad de establecer una estrategia global de colaboración entre el sector público y el privado para establecer un sistema de inteligencia económica. Debería ser algo multidisciplinar, muy transversal. Deberíamos ser capaces de saber quién puede aprovechar nuestras debilidades o vulnerabilidades económicas.’’

Papel de Latinoamérica en tablero geopolítico entre EEUU y China

En relación a los efectos en entornos como Sudamérica, el colaborador y tertuliano avanzó que la crisis económica podrá generar convulsiones internas: "Todos los países que dependían del petróleo ya están sufriendo las consecuencias: Ecuador, Argentina, Venezuela o Colombia. Son países en los que ya existe desigualdad social y donde coexisten pequeñas élites y oligarquías que, en muchos casos, depredan los recursos del país pudiendo llevar a conflictos y siendo el caldo de cultivo para que surja el radicalismo”.  Baños subrayó además que Sudamérica “puede jugar un papel importante en el tablero geopolítico entre los Estados Unidos y China ya que el país asiático ha ido penetrando de manera astuta en estos países y captando sus recursos naturales aprovechando también la desconfianza con la que muchos de estos países ven a los Estados Unidos".