La Universidad Internacional de Valencia apuesta por un modelo metodológico único que pone el foco en el aprendizaje efectivo de los estudiantes

Para ello, nuestra propuesta se articula en torno a unos principios fundamentales que la dotan de un valor diferenciador:

  • Es un modelo competencial: tomando como base el Competence Based Education (CBE), ponemos el foco en el desarrollo de aquellas destrezas que serán precisas para el desarrollo del estudiante en el mundo laboral.
  • Es un modelo profesional: poner el foco en las competencias inherentes al desempeño de la profesión contribuye a que el estudiante cuente con las máximas garantías para su inserción laboral.
  • Es un modelo adaptativo: la organización y secuenciación de la programación didáctica permite al estudiante una mayor flexibilidad para regular su propio proceso de aprendizaje.
  • Es un modelo eminentemente práctico: se crean espacios donde el estudiante puede desarrollar en tiempo real sus competencias.
  • Es un modelo compartido: las sesiones de trabajo del estudiante con el profesor y sus compañeros contribuyen a la creación de una comunidad de aprendizaje donde se construye el conocimiento desde una perspectiva global.
  • Es un modelo flipped: en aras al fomento de la autonomía del estudiante, se propone la descentralización del aprendizaje hacia su figura, haciendo que reflexione críticamente sobre el proceso y haciéndole responsable del mismo.
  • Es un modelo acompañado: se redefine el rol docente, convirtiendo al profesor en un guía para el aprendizaje. Además, se crean nuevas figuras para el acompañamiento personal y pedagógico, dotando al modelo de un valor aún mayor.

Ventajas de nuestro modelo

Conoce la metodología de la Universidad Internacional de Valencia