Mientras la psicología general se ocupa de llevar a cabo un estudio exhaustivo de las distintas características que tienen las personas en común, la psicología diferencial trata sobre todo lo contrario. Esto significa que el tema de estudio son las formas en las que las personas diferimos en el comportamiento unas de otras. Su investigación ha dado como fruto importantes descubrimientos y se ha llegado a la conclusión del gran interés que pueden despertar las diferencias de las personas.

La mejor forma de entender las bases sobre las que se asienta este tipo de psicología es remitirnos a un ejemplo fácil de entender. En la psicología general se tiende a realizar terapias en las que se trabaja con varios grupos a los que se somete a determinados procedimientos. Siempre hay un grupo principal y un grupo de control, analizándose a posteriori los resultados del estudio. Las diferencias que se producen entre los individuos a lo largo de la terapia se consideran errores y no se lleva a cabo un estudio de ellos, pero a través de la psicología diferencial estos datos son en realidad un aspecto apasionante digno de ser estudiado.

Por ello es tan importante estudiar a los individuos de forma independiente, analizando la variabilidad que se produce entre distintas personas en cuanto a personalidad e inteligencia. Para una correcta aplicación de la psicología diferencial los expertos toman como base el paradigma que Thurstone introdujo en el año 1923 y que se basa en la relación entre el organismo, el estímulo y la respuesta (o lo que es lo mismo, la fórmula O-E-R).

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Orígenes de la psicología diferencial

Viajamos a los tiempos de Plinio y Teofrasto, en la Grecia antigua, para descubrir los primeros estudios que se realizaron en cuanto a las diferencias de las que hacían gala las personas de una misma especie. El trabajo se derivó hacia la Teoría de la evolución de Darwin y de cómo las personas tienen amplias diferencias en cuanto a su comportamiento, tratándose de un factor hereditario y con un alto nivel de adaptación. El concepto fue fruto de estudio por Francis Galton, psicólogo británico (primo de Darwin) que se concentró en las diferencias que tenían los individuos partiendo de la base del concepto de la adaptación que había desarrollado con anterioridad su conocido primo. Era un estudio alternativo al que otros pensadores habían realizado, quienes se concentraron en trabajar con la psicología experimental en su lugar.

Si bien se conoce a Galton como el padre de la psicología diferencial por haber sido quien pusiera el motor en funcionamiento, William Stern fue quien se hizo cargo de acuñar el término de manera oficial. Otros importantes psicólogos que trabajaron en su desarrollo fueron James Cattell, que utilizó la fórmula de los tests mentales, y Hans Eysenk, entre otros. Pero a lo largo de las décadas han continuado apareciendo psicólogos que se han interesado por este método de investigación.

 

¿Qué es lo que estudia?

Como indicamos, las diferencias individuales tienen una mayor importancia de la que se pueda imaginar. Hay un buen número de parámetros que toman parte en este sentido, como la inteligencia, la personalidad o la memoria e incluso hay factores vinculados a la psicología diferencial que afectan al aspecto físico. Para estudiar las diferencias que presentan los individuos hay que realizar un trabajo exhaustivo en el análisis de la motivación de las personas, su personalidad, los intereses que les representan, el coeficiente intelectual, la habilidad, los valores personales, así como una serie de patrones propios, como la autoeficacia o la autoestima. Aunque no solo hay que concentrarse en el estado actual del individuo en el momento en el cual se analiza, sino también en la forma en la que reacciona teniendo como base un estímulo determinado, lo que lleva a resultados más dinámicos y diferenciales.

Los resultados de los estudios realizados alrededor de la psicología diferencial están aportando muchos datos interesantes en vínculo con el comportamiento de las personas y por eso han comenzado a realizarse cada vez más investigaciones. En especial Estados Unidos está reforzando la investigación y los programas de formación y desarrollo que engloban este tipo de psicología, la cual se manifiesta en estudios de psicología social, psicología de la personalidad, genética del comportamiento o incluso en psicología del desarrollo.

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia