Con el paso del tiempo y la adopción de medios digitales en todo tipo de industrias se han establecido como norma la adopción de determinadas medidas. La Ley de Protección de Datos, también conocida como la LOPD, se ha impuesto como una norma con la cual deben cumplir todos los negocios sin importar si tienen un mayor o menor tamaño. Por eso es importante plantearse la LOPD que es y conocer con precisión cuáles son los factores vinculados a su cumplimiento de manera obligatoria.

 

La era de los datos y la confidencialidad

Los tiempos han cambiado de forma significativa y en las últimas décadas el progreso de la tecnología de la información ha llevado a que todo se digitalice. En la década de los años 80 los ordenadores ocupaban una pequeña parte en el día a día de los negocios, al menos en lo referente a la digitalización de datos. Todavía se apostaba por el papel como forma de almacenar los documentos, los datos de los clientes y cualquier otro tipo de información que resultara relevante. Esto reducía de forma significativa el riesgo de que estos datos fueran accedidos por personas externas con malas intenciones. No obstante, la introducción de la informática automatizó los procesos, aumentó la facilidad en el día a día y lo cambió todo tanto que hizo que fuera un sistema irresistible. Pero con ello también crecieron los riesgos, motivo por el cual se han llegado a implementar medidas como la LOPD, que se ocupa de asegurar que todos los datos se encuentren protegidos.

Descarga nuestra guía gratuita: Los grandes desafíos de la ciberseguridad. Cuando protección y talento blindan el negocio

La LOPD impide que las empresas puedan enviar distintos tipos de comunicaciones de forma comercial sin tener previamente el consentimiento de los receptores. Obliga a que se protejan los datos, que la información se considere valiosa de una manera trascendental, llevando a que los negocios deban almacenar cada dato y gestionarlo de forma precisa sin sufrir ningún tipo de brecha.

 

¿Cómo cumplir con la ley?

Cumplir con lo determinado en la LOPD implica cumplir con una serie de condiciones y requisitos. Al hacerlo se estarán evitando sanciones y esto es algo que siempre resulta importante a la vista de lo importante que es dejar de lado este tipo de situaciones indeseadas. ¿Cuáles son los pasos a seguir y en qué hay que fijarse?

  • Mantener la privacidad segura en todo momento tanto de manera interna como externa
  • Asegurar que los derechos de las personas que ceden sus datos están siempre protegidos
  • Actuar de manera responsable en el uso y gestión de la información

 

Estos tres elementos fundamentales harán que los negocios puedan respetar la LOPD y que se trabaje en todo momento garantizando tanto a las autoridades como a los usuarios y clientes que la información siempre está protegida. ¿Y esto es mera palabrería o realmente hay que esforzarse para cumplir con la ley? En realidad es algo fundamental y siempre hay que recordar que cumplir con las leyes nos garantizará poder estar tranquilos ante cualquier posible situación que pudiera descontrolarse.

 

¿En qué nos beneficia cumplir la ley?

Lo primero de todo y obvio es que al cumplir con la LOPD estaremos evitando cualquier posible sanción y penalización por parte de de las autoridades pertinentes. Al mismo tiempo estaremos demostrando al mundo, a clientes, empleados y usuarios por igual, que trabajamos y actuamos de forma responsable en el tratamiento de la información. Cumpliendo con la ley mejorará la imagen de la compañía y se proyectará una garantía de confianza que repercutirá de una manera notable en todos los ámbitos y aspectos del negocio. Al proyectar una sensación de transparencia y confianza las posibilidades de aumentar los beneficios y la cuota de mercado serán mayores.

También se estará garantizando que la seguridad de los datos y la privacidad de la empresa estará siempre asegurada. Los datos que tan necesarios son para realizar un trabajo eficaz estarán protegidos de forma permanente y se evitará cualquier tipo de filtración que pueda generar consecuencias negativas. Los beneficios de este proceso, que no es tan complicado como pueda parecer a primera vista, se apreciarán a corto y largo plazo, ayudando a que las empresas puedan demostrar su eficacia en la privacidad y protección de los datos. Cuanto antes se adopten medidas para cumplir la LOPD antes se podrá adoptar un rol positivo en este sentido.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia