La transformación digital está llegando cada vez a más tipos de negocio, a más industrias que quizá hasta ahora se habían mostrado reticentes a los cambios, pero que han visto que cuanto antes adopten medidas renovadoras antes podrán comenzar a obtener beneficios de ellas. Con las TIC en las empresas se da la bienvenida a un paradigma distinto que requiere actualización, pero que al mismo tiempo garantiza a los negocios la oportunidad de disfrutar de una serie de mejoras que a nadie le gustaría dejar escapar.

 

¿Qué aporta las TIC a los negocios?

La necesidad de trabajar con las TIC es ya una realidad para la mayor parte de negocios, que han visto que con su adopción están recibiendo un buen número de mejoras. Las pymes, las grandes empresas e incluso los pequeños autónomos que luchan día a día por obtener más ingresos, sacan de las TIC un beneficio enorme. Algunas de las ventajas de las que disfrutan incluyen:

  • Llegar a nuevos mercados y expandir sus fronteras hasta ahora limitadas
  • Automatizar procesos
  • Abarcar más posibilidades de negocio
  • Dar un servicio más inmediato a los clientes
  • Ahorrar costes
  • Mejorar el día a día de los empleados y conseguir aumentar el trabajo en equipo

Todas estas ventajas y muchas otras no indicadas, son una realidad en el sector empresarial actual. La llegada a nuevos mercados se realiza por la flexibilidad que proporcionan las soluciones TIC, permitiendo que en pocas horas un negocio ponga su marca en el mapa del mundo entero de forma inimaginable con anterioridad. Esto puede significar llegar a abarcar clientes no solo de la misma nación, sino de otros países en los que puede haber personas o negocios interesados en esos mismos servicios.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Al mismo tiempo, lo positivo de automatizar los recursos se encuentra reflejado en conseguir que todo en la empresa se realice con una mayor facilidad, tanto de manera interna como externa. La automatización abre nuevas posibilidades, permite que el día a día de los profesionales se desarrolle con más precisión hacia sus responsabilidades e incrementa la precisión en ciertos procesos reiterativos que no requieren la atención constante de un trabajador. Esto lleva a que de una u otra manera se ahorren costes, lo cual siempre es positivo para los negocios. Y para los trabajadores los recursos TIC ayudan a que estén más satisfechos y contentos en su trabajo, dado que las condiciones mejoran de forma sensible y se habilita incluso la oportunidad de que disfruten del modelo de teletrabajo, lo que ayuda mucho a conciliar la vida personal y laboral.

 

¿Cómo sacar partido a las ventajas de las TIC?

Conociendo sus beneficios es lógico imaginar que cualquier empresa quiera ponerse manos a la obra para llevar estas mejoras TIC a su entorno de trabajo. Todos los negocios pueden comenzar a beneficiarse de ello a través de medidas que impliquen absorber las funcionalidades de las redes sociales, de los programas de gestión laboral y de las últimas herramientas del sector tecnológico. Hay que tomar el hábito de dejarse ayudar por la tecnología, por las herramientas conectadas, los servicios en nube y el dinamismo de los programas más avanzados.

Las herramientas TIC se presentan de muy diversas formas y no solo se limitan a conseguir que mejore la organización interna, dado que también hay software especializado en lograr que mejore la relación con los clientes, creando un buen flujo de comunicación entre ambas partes. Además, se recomienda acceder a las principales herramientas que potencian el trabajo en equipo, para lo cual la nube es imprescindible.

Al crear una comunicación constante en el entorno interno de la empresa las posibilidades de apoyarse entre distintos miembros de la misma aumentarán. Y en todo ello hay que ser muy conscientes de lo fundamental que pasan a ser los dispositivos móviles y su potencia, similar a la de un ordenador, para habilitar todo tipo de funciones. Aplicando estas medidas, software actualizado y optimizado según las necesidades de cada empresa y distintas funciones que hagan que el día a día proporcione mejores resultados tanto de forma externa como interna, los beneficios del TIC irán ayudando a que la empresa siempre vaya a más. En el sector corporativo actual no es una recomendación, sino una necesidad para los negocios que no se quieren quedar atrás.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia