¿Por qué algunas personas beben café y otras te? ¿Por qué hay personas que recuerdan perfectamente a otras y personas que no son capaces de recordar lo que hicieron ayer? ¿Por qué hay personas que viven felices y disfrutan de la vida y otras que viven sumergidas en una profunda tristeza? A todas esas preguntas, y a muchas más, tratan de responder las diversas ramas de la psicología. La psicología es la ciencia que estudia de forma teórica y práctica los aspectos, sociales, culturales y biológicos que influyen en el comportamiento humano, tanto a nivel individual como social, y el funcionamiento y desarrollo de la mente humana. Acudir a un psicólogo es cada vez más habitual por problemas tan frecuentes como la depresión, relaciones de pareja, adicciones, trastornos relativos a la alimentación, problemas en el trabajo, y otras muchas cuestiones.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Ramas de la psicología y sus aplicaciones

Muchas personas siguen imaginando a un psicólogo como una persona sentada frente a otra que está tumbada en un diván contando lo que le ocurre, pero la psicología es un campo muy amplio que va más allá de la psicoterapia. Es necesario partir de la base de que el ser humano es complejo por lo que dentro de la psicología hay profesionales de la psicología que se centran en la percepción, el aprendizaje, la memoria, el lenguaje, el pensamiento o la forma de razonar. Podemos destacar las siguientes ramas de la psicología general:

Psicología clínica

La psicología clínica se ocupa del estudio de los trastornos mentales. Se trata de una de las ramas de la psicología que realiza la evaluación, el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las personas con algún tipo de afectación mental. Dentro de la psicología clínica se pueden destacar diversas escuelas como la constructivista, la conductivista, la Gestalt y la psicoanalista, entre otras. Por lo general, los psicólogos en la actualidad no siguen a una escuela determinada en el ejercicio de su profesión, sino que aplican técnicas de varias escuelas.

Psicología anormal

Esta rama de la psicología consiste en el estudio de los trastornos emocionales y de la conducta normal del ser humano. Como consecuencia de lo anterior, lo primero que debe definir es qué se entiende por anormal, ya que este concepto puede variar de una cultura o sociedad a otra. La psicología anormal se nutre de otras ramas como la psicología del desarrollo que estudia la evolución del ser humano a lo largo de las diversas etapas de su vida, la psicología social y la psicología laboral entre otras.

Psicología cognitiva

Esta rama estudia los procesos internos de nuestra mente, es decir, cómo pensamos, cómo percibimos nuestro entorno y a otras personas, cómo nos comunicamos y cómo recordamos o aprendemos. Hay determinados expertos que entienden que la psicología cognitiva es el estudio de la inteligencia, puesto que la aplicación práctica de la psicología cognitiva supone la utilización de herramientas para mejorar nuestra memoria, la seguridad en la toma de decisiones o la manera de aprender.

Psicología del desarrollo

La psicología del desarrollo estudia desde el punto de vista científico los cambios psicológicos que experimenta todo ser humano a lo largo de su existencia. Se incluye la etapa de recién nacido, infancia, adolescencia, edad adulta y vejez. Cada una de estas etapas supone la adquisición de unas determinadas habilidades, el desarrollo de la personalidad, la autoestima, el uso del lenguaje y, en definitiva, la formación de nuestra propia identidad como personas.

Psicología de la educación

La psicología educativa tiene por objeto estudiar cómo se produce el aprendizaje humano, en especial dentro de los centros educativos. Es decir, se trata de estudiar cómo aprenden los estudiantes y cómo ese aprendizaje les ayuda a desarrollarse. Desde este punto de vista la psicología de la educación es útil para elaborar modelos educativos, planes de estudio y para gestionar centros educativos.

Psicología familiar y de pareja

Las relaciones familiares pueden producir problemas de comunicación y de relación entre los diversos miembros, así como diversos trastornos psicológicos que, en ocasiones, deben ser analizados por un psicólogo. Se tratan problemas de pareja, dificultades de adaptación, comunicación inadecuada entre los miembros de la familia, patología de un familiar, conflictos externos de los hijos y otros muchos aspectos que se pueden producir en el seno de una familia.

Psicología del trabajo

La psicología del trabajo, también denominada psicología de las organizaciones, es una de las ramas de la psicología que se ocupa del entorno de trabajo y de las empresas. Un psicólogo del trabajo estudia la mente y el comportamiento humano en el ámbito laboral. Por lo general, los psicólogos del trabajo se encuadran dentro del área de recursos humanos de las empresas, aunque no es preciso que todos los componentes del área de recursos humanos sean psicólogos.

Psicología forense

La psicología forense supone la aplicación de la psicología a la investigación criminal y a la evaluación de los posibles delincuentes. Por lo general los psicólogos forenses elaboran informes sobre la salud mental de una persona acusada de un delito y, posteriormente, deberán defender y explicar dicho informe ante un tribunal. La necesidad de que el psicólogo forense explique ante un tribunal los informes que elabora es lo que más le diferencia de otro tipo de psicólogo dedicado a otras ramas de la psicología, puesto que además de los conocimientos sobre psicología deberá poseer una sólida comprensión de las normas legales y de cada situación jurídica que se plantee.

Neuropsicología

La neuropsicología se ocupa del estudio del comportamiento humano en relación con una disfunción en el cerebro. Esta rama de la psicología establece relaciones entre las lesiones cerebrales y los trastornos cognitivos y emocionales que pueden estar asociados a dichas lesiones. Por lo general un neuropsicólogo realiza dos tipos de funciones: el diagnóstico clínico del funcionamiento cognitivo, conductual y emocional de una persona y la orientación a enfermos, familiares y personal sanitario.

Psicología social

Los seres humanos somos seres sociales y como tales nos relacionamos con otras personas en numerosos ámbitos de nuestra vida: trabajo, pareja, familia, amigos. La psicología social estudia desde el punto de vista científico la forma en que los pensamientos y comportamientos de una persona se ven influidos por otra persona. Esta rama de la psicología también estudia a las distintas organizaciones sociales para extraer patrones de comportamiento de las diversas personas que forman cada grupo, los roles de cada individuo o cómo cambia el comportamiento en función de las situaciones que se produzcan. Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia