Los adolescentes y el alcohol

La adolescencia es un periodo crítico para el inicio en el consumo de sustancias, entre ellas el alcohol. Los datos con respecto a esta conducta son alarmantes ya que, la primera causa de muerte en adolescentes son los accidentes de tráfico debidos al consumo de alcohol. Asimismo, según los datos recabados por la Encuesta Estatal sobre uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES, 2014), el 68.2% de los menores reconocen haber consumido alcohol en el último mes. Además, en España, el consumo de esta sustancia se sitúa alrededor de los 13.8 años, siendo 5 de cada 10 adolescentes los que han participado en el botellón. También cabe destacar que la modalidad de consumo binge drinking (o atracón) se ha incrementado en los últimos años. Esta forma de consumir tiene serias consecuencias a nivel físico (afectación cerebral, en el crecimiento, en la maduración sexual, en el hígado y huesos, entre otros), psicológico (problemas de memoria y aprendizaje) y social (actitudes violentas, agresiones, alteraciones de las relaciones familiares, con maestros, compañeros, entre otros).

La intervención preventiva del consumo de alcohol desde la escuela

Teniendo en cuenta que es en la edad escolar cuando se inicia el consumo de alcohol, y que éste afecta al ámbito escolar por las consecuencias negativas del consumo en el rendimiento académico y la convivencia, consideramos que uno de los aspectos a incluir en el proyecto del centro es la prevención de dicho consumo. Es preciso que desde la escuela se introduzca el tema de forma transversal en el currículo. Junto con la escuela, la familia es el principal agente socializador de los adolescentes. Por ello, implicaremos a las familias orientándoles sobre este tema, ya que para muchos padres y madres resulta complicado o no saben cómo abordarlo. Además, en palabras de Musitu y Martínez (2009) “la participación conjunta de padres y profesores ha resultado ser un muy eficaz en la prevención del consumo de drogas en adolescentes”.

Consideramos necesario, de acuerdo con las características de la población adolescente, presentar una serie de contenidos y metodología para alcanzar resultados positivos en la intervención preventiva.

En primer lugar, debemos aportar al alumnado conocimientos acerca del alcohol, pero yendo más allá de la exposición de meros conocimientos. Partiremos de lo que conocen y hacen con respecto al tema en cuestión, utilizaremos medios digitales, y técnicas de búsqueda de información por parte del alumnado. Además, abordaremos las influencias sociales y las alternativas al consumo para divertirse, ejercitando el juicio crítico frente a las asociaciones positivas entre alcohol y alegría, amistad y felicidad. La metodología a seguir será la reflexión y discusión acerca de estos conocimientos, en orden a clarificar lo que saben e integrar los conocimientos aportados, para favorecer la construcción de un nuevo esquema cognitivo. También, estimularemos el planteamiento de dudas y preguntas, el análisis crítico de lo que creen conocer, y las alternativas a las situaciones que se les suelen plantear con respecto al consumo de alcohol.

En segundo lugar, pretenderemos un cambio de actitudes frente al consumo mediante el análisis de casos y la resolución de problemas, de forma grupal.

En tercer lugar, con el fin de generar una postura crítica y reflexiva con respecto al consumo como impuesto o promovido culturalmente, propondremos al alumnado un análisis de la publicidad.

Por último, potenciaremos  el desarrollo de habilidades personales, especialmente, de las habilidades sociales, por ser un factor protector.

Sería recomendable, por tanto, que en cada escuela se llevase a cabo una intervención preventiva junto con la familia, informando a ésta los factores protectores que dependen de ella, y haciéndoles partícipes de la misma.

https://youtu.be/eEE9kIq3IME

Bibliografía

Encuesta Estatal sobre uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES, 2014). Recuperado de http://www.pnsd.msssi.gob.es/ciudadanos/menoresSinAlcohol/problemaEnCifras.htm

Fernández, S., Nebot, M., Jané, M. (2002). Evaluación de la efectividad de los programas escolares de prevención del consumo de tabaco, alcohol y cannabis: ¿Qué nos dicen los meta-análisis?. Revista Española Salud Pública 76, 175-187. Recuperado de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S113557272002000300002&lng=es&tlng=es

Koremblit, A. L., Camarotti, A. C.,  y Di Leo, P. F. (2013). Cómo se introduce el tema del consumo de alcohol en la escuela. Revista Novedades Educativas 276/277. Recuperado de  http://www.noveduc.com/noticia/410

Musitu, G. y Martínez, B. (2009, Junio). Familia y escuela: una complicidad necesaria en la prevención del consumo de drogas. Mesa redonda II presentada en el Congreso “Hablemos de drogas. Familias y jóvenes juntos por la prevención”. Barcelona. Recuperado de https://www.uv.es/lisis/belen/congreso-drogas.pdf

María Longares Segarra

Profesora del Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas de la VIU