Invertir en eSports, ¿es un modelo de negocio rentable?

En anteriores artículos hemos hablado de la situación general y económica de los eSports ya que son un objetivo de las marcas y fabricantes y también hemos relatado como se encuentra el sector en España. Y es que a pesar de ser un mundo cuyo crecimiento nadie puede poner en duda también es cierto que su impacto económico es bien diferente según a quien se le pregunte. Si bien es cierto que invertir en esports es posible y rentable, sobre todo, si hablamos de grandes marcas y fabricantes en ocasiones realizar negocios en el mundo gamer no es una buena idea.

 

Invertir en eSports, ¿es una opción rentable?

Negar el excelente momento económico por el que pasa el mundo gamer es innegable. Sin embargo, los números se tienden a magnificar y hay que saber interpretarlos. Por ejemplo, es cierto que el mundo de los videojuegos crece de forma imparable y supera a otras industrias culturales como el cine o la música.

De hecho, en el 2018 la industria de los videjouegos ingresó 1.359 millones con un incremento del 16 % con respecto al 2017. Este crecimiento es positivo y lleva varios años en ascenso lo que confirma la época dorada que vive la industria. Sin embargo, una cosa son los ingresos y otra los gastos que no están contemplados en la cifra dada anteriormente. Los eSports mueven mucho dinero y las empresas ganan audiencia y aumentan sus resultados económicos, pero, ¿sucede lo mismo con los ingresos?

Descarga nuestra guía gratuita: Videojuegos. Las 5 tecnologías vencedoras y las 5 olvidadadas en la pugna tecnológica

Pero, además, esto ocurre a nivel mundial y para las grandes marcas. Y es que hay que tener en cuenta ciertos factores que a veces no se valoran. Los equipos viven de los patrocinadores y de su buen resultado con la audiencia. Además, el sector de los eSports abarca muchas cosas áreas y no sólo los videojuegos, sino los equipos, las marcas, los fabricantes, las compañías, la audiencia, los creadores de contenido, las asociaciones y por supuesto, los programadores y los títulos o videojuegos sin los que no sería posible entender este modelo de negocio.

Y es que los eSports son un modelo de negocio que es rentable si se dan una serie de condiciones al igual que ocurre en otros sectores. Por poner un poco de perspectiva, vamos a poner un par de ejemplos de equipos y títulos que no han conseguido el éxito a pesar de contar con el apoyo de grandes marcas.

Heroes of the Storm es el típico caso de videojuego que a pesar de contar con el soporte de una de las marcas más conocidas del sector gamer, Blizzard, acaba siendo un desastre en resultados económicos y de audiencia. Y todo ello pese al apoyo de la empresa dueña y líder en el sector que decidió cerrar su apoyo al título y negarle premios en varias competiciones que dificultan la expansión de un MOBA que no puede competir con otros videojuegos del estilo mucho mejores como LOL o DOTA 2.

Evidentemente, hay otros factores que pesan en los malos resultados de Heroes of the Storm, pero es incomprensible como Blizzard, como dueña del videojuego y referente del mundo gamer no supo sacarle rendimiento y deja herido de muerte a un juego lanzado en el 2015 quitando a sus desarrolladores y moviéndolos a otros títulos como Starcraft II.

La gestión de los equipos clave para su éxito

Los videojuegos son una cosa viva que hay que cuidar y gestionar para que tengan éxito. Y lo mismo sucede con los equipos. Ni todos los títulos, ni todos los equipos ni empresas son rentables si no cuentan con un mínimo de condiciones y factores que garanticen el éxito. Por ejemplo, si le preguntan a Ocelote, uno de los mejores jugadores de la historia de LOL y dueño de G2 Esports (uno de los equipos europeos más exitosos de los últimos años) si invertir en esports es rentable posiblemente responda que sí. Sin embargo, si le hacen la misma cuestión al dueño de FEN1X eSports igual contesta de diferente forma.

Y es que Javier Carretero, uno de los fundadores de PAM eSports o Fen1x eSports ha dejado de lado el sector de los videojuegos después de no lograr la financiación suficiente para continuar con el proyecto. Lo curioso es que esta compañía contaba con el apoyo económico de empresas como Asus o Vodafone, pero no supo lidiar con los problemas económicos ni monetizar sus inversiones.

Existen otros casos de equipos parecidos a Fen1x eSports que acabaron cerrando como Dimegio o Karont3. Sin embargo, ejemplos como Ocelote o Álvaro del Team Queso demuestran que invertir en eSports es rentable, sólo hay que hacerlo con cabeza y buena gestión. Y es que efectivamente, los videojuegos dan dinero, pero no dejan de ser un negocio. También el fútbol mueve cantidades enormes, pero no todos los equipos sobreviven.

 

Ebook GRATIS: Videojuegos

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia