La sociedad se acerca a un futuro unificado en el cual la inteligencia artificial robótica será lo que moverá una gran cantidad de procesos y lo que hará que el mundo progrese de forma significativa simplificándolos y facilitando tareas que ahora mismo a las personas les suponen grandes esfuerzos. El futuro más cercano no es como el futuro de ciencia ficción del cine, pero sí tiene ciertas influencias de lo que ha plasmado el séptimo arte, la televisión y la literatura a lo largo de los años. Y esto va a depender en gran medida de cómo la inteligencia artificial se una mano a mano con la robótica.

 

Robótica e inteligencia artificial por separado

Hasta ahora, la dinámica principal del mercado tecnológico se ha encontrado en hacer un trabajo encomiable en cuanto a la manera en la que se han desarrollado nuevos avances relacionados con la robótica y con la inteligencia artificial, pero trabajando en cada medio por separado. Grandes científicos y visionarios de un mundo lejano han hablado de cómo ambos campos se pueden conectar para dar mejores resultados, pero siempre con mucho cuidado para que no se produzcan incidentes indeseados.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Actualmente hay una serie de claras diferencias entre cómo entendemos la inteligencia artificial y la robótica, trabajando de forma separada y obteniendo resultados ajustados a sus objetivos:

  • La inteligencia artificial trabaja en entornos informáticos como telón de fondo, mientras que los robots son más polivalentes.
  • Las IA operan en mundos virtuales, pero los robots lo hacen en entornos físicos.
  • El trabajo con la inteligencia artificial se argumenta alrededor de una introducción de reglas, símbolos y comandos. Los robots aceptan comandos mediante imágenes y voz.
  • La IA necesita un ordenador para funcionar a su alrededor, pero los robots son más independientes aunque necesiten sensores y otro tipo de piezas específicas.

 

Por separado, ambos tipos de tecnología proporcionan un gran nivel de eficacia y tienen unas finalidades concretas a las que se saca provecho en todo tipo de industrias. ¿Pero y si funcionaran de manera conjunta?

 

Un futuro combinado

Los especialistas avisan de cómo hay que ser de precavidos en cuanto a la combinación de los últimos avances en inteligencia artificial y los mayores progresos en robótica. Nadie quiere imaginarse un futuro en el cual los robots hayan aprendido a pensar y se les pase por la cabeza que podrían ser independientes incluso a la existencia de la humanidad. No obstante, no es algo que tenga que preocupar si se sigue trabajando de una manera en la cual los progresos de la IA se apliquen a una serie de contextos concretos y específicos. Lo que puede beneficiar esto a la industria es que los propios robots necesiten menor introducción de comandos, menos guía y que tengan una mayor independencia para funcionar.

A la hora de la verdad esto se representará con más eficacia en la producción y con la posibilidad de dejar que los robots sean los que se ocupen de tareas complejas o repetitivas que de otra manera tendrían que continuar realizando los humanos. El beneficio claro del progreso de la IA y de su implementación en los robots estará en cómo se aportará comodidad y dinamismo a los trabajos, permitiendo que esas tareas que en cierto modo ya nadie quiere hacer se sigan cubriendo sin tener que depender de mano de obra humana.

En el futuro la IA y la robótica se unirán cada vez más y la humanidad progresará de forma considerable alrededor de ella. Siempre se apuesta por mantener el control de la IA, que no se quede sin supervisión y que no alimente a los nuevos robots de maneras indebidas. Pero teniendo esto como base, el futuro se perfila como un mundo que entenderá la aplicación de estas dos tecnologías juntas de forma muy beneficiosa.

 

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia