Las oposiciones son una de las principales salidas laborales de los maestros, puesto que periódicamente las distintas administraciones autonómicas sacan a concurso las plazas de los colegios e institutos de titularidad pública. Cada oposición tiene unos requisitos específicos, lo que hace imprescindible  consultar la documentación oficial publicada por la administración que convoca las plazas.

iStock_000027345079_Large-1024x809

De cualquier modo,  las características de la oposición de magisterio en lo que respecta a requisitos básicos, número y tipo de pruebas y  temarios son muy parecidas años tras año, sin que se añadan cambios significativos durante mucho tiempo.

Por lo general, el proceso selectivo de las oposiciones de magisterio consta de dos fases: la de oposición y la de concurso de méritos, cuyo funcionamiento a grandes rasgos desarrollamos a continuación.

Fase de oposición

Todas las fases de oposición consisten en un sistema de evaluación que puede establecerse en base a distintas pruebas cuyo objeto es evidenciar competencias, habilidades, actitudes, aptitudes y conocimientos.

Pruebas específicas de magisterio

En el caso concreto de las oposiciones de magisterio, estas suelen incluir los siguientes tipos de pruebas específicas:

  • Pruebas teóricas de conocimiento del temario oficial.
  • Pruebas prácticas:
    • Ejercicios prácticos para comprobar si el candidato tiene los conocimientos científicos y las habilidades técnicas correspondientes a la especialidad docente a la que opta.
    • Preparación, exposición y defensa oral de una programación didáctica y de una unidad didáctica.

Estas pruebas sirven para comprobar una serie de competencias y aptitudes del aspirante:

  • Su aptitud pedagógica.
  • El dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio de la docencia.
  • Su capacidad para realizar una programación didáctica.
  • Su nivel de preparación y expresión oral de una unidad didáctica.

Pruebas teóricas. Temario

Habitualmente, en las pruebas de magisterio el o la aspirante tiene que desarrollar por escrito un tema, de entre dos posibles elegidos al azar por el tribunal, del temario oficial.

Para conocer y adquirir el temario oficial de cada convocatoria, es aconsejable acudir personalmente o consultar la información adicional de algún centro especializado en preparación de oposiciones.

Fase de concurso

En la fase de concurso se valoran, de la forma específica establecida para cada convocatoria, los méritos de los aspirantes. En general, los méritos se utilizan para valorar la formación académica y la experiencia docente.

En el documento legal correspondiente a cada oposición se incluye toda la información relativa a los baremos: sistema de evaluación de los méritos, máximo de puntos de cada competencia y total de puntos máximo.

Es muy importante que el opositor u opositora se informe adecuadamente de cuáles son los requisitos que puntúan y, especialmente, cómo demostrar dichos méritos. También debe tener muy en cuenta que en algunas oposiciones sólo se permiten pasar a la fase de méritos a aquellos candidatos que han superado, normalmente con un 5, la fase de oposición.

Ejemplo de enlace para consultar el temario y los requisitos de las oposiciones:

http://www.auladidactica.com/oposiciones/maestros/temarios