La industria 4.0 deja ejemplos del alcance del Internet de las cosas en producción y redes a lo largo de toda la cadena de valor. El IoT conecta maquinaria, productos, personas y sistemas para permitir procesos que son en gran parte automatizados.

En el marco de la industria 4.0, las empresas pueden producir bienes de manera más eficiente, flexible y económica. Es la fábrica inteligente, un espacio donde los robots se mueven de manera autónoma a través de los pasillos de la fábrica, transportando materiales de producción; los productos se comunican con las máquinas e inician los siguientes pasos de fabricación; y, cuando los dispositivos identifican que necesitan ser reparados, lo notifican automáticamente.

 

Industria 4.0: ejemplos

Hasta ahora, la mayoría de las empresas han utilizado la tecnología en la industria 4.0 para hacer que sus operaciones de producción sean más rápidas y económicas o para reducir el desperdicio.

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

En la industria 4.0 hay ejemplos de eficiencia a diario, como:

  • Posibilidad de identificar las fuentes de error en base al análisis big data.
  • Facilidad para llevar a cabo un mantenimiento predictivo, analizando datos y comparándolos con patrones pasados.
  • Opción de aplicar los principios de una fábrica inteligente, no solo localmente, sino a nivel global, para conseguir que las máquinas en diferentes lugares de todo el mundo se puedan conectar para crear una gran fábrica virtual.

 

Dependiendo de los sectores de la industria 4.0 hay ejemplos diferentes de usos específicos de este nuevo planteamiento que aúna datos, producción y tecnología. Así:

  1. Industria 4.0 en el sector automotriz. El sector de la automoción está utilizando la Industria 4.0 con éxito. Al evaluar los datos que envían las distintas máquinas de las líneas de producción, se consiguen identificar desviaciones e irregularidades en una etapa temprana del proceso de fabricación y actuar rápidamente. Como resultado, se reduce la tasa de error, consiguiéndose que el proceso de producción sea más rentable. También se utiliza la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) para capturar más rápido datos de componentes en vehículos de prueba. Los componentes ya están equipados con chips RFID de los proveedores y, cuando se prueban los vehículos, los ingenieros pueden identificar las piezas prototipo instaladas sin esfuerzo y mostrar la información detallada que necesitan para su desarrollo. Por lo tanto, tienen la información correcta en el lugar preciso y en el momento adecuado.
  2. Industria 4.0 en logística. En logística, las tecnologías de la Industria 4.0 ayudan a optimizar las rutas de transporte, aprovechar al máximo las capacidades de almacenamiento y planificar con más anticipación.

 

La industria 4.0 y sus ejemplos no se reducen a sacar el máximo provecho de lo que es técnicamente viable. En cambio, las empresas tienen que digitalizar completamente su producción para sobrevivir en el mercado, ya que la competencia internacional es intensa. La optimización de los procesos y la reducción de costes, por lo tanto, se convierten en la disciplina de base.

Los sistemas inteligentes y conectados también permiten a las empresas producir de forma rentable cantidades más pequeñas adaptadas a los deseos individuales de los clientes, lo que les da la oportunidad de diferenciarse de los proveedores de precios reducidos que presionan al mercado con productos masivos.

Las empresas se enfrentan a grandes desafíos en la adopción de estas nuevas tecnologías. Para desarrollar y mantener un liderazgo en la carrera hacia la implementación completa, necesitan ampliar y profundizar su conocimiento práctico sobre las tecnologías digitales y los casos de uso relacionados, y luego desarrollar e implementar estrategias de fabricación digital a medida. ¿Te han sorprendido las posibilidades de la industria 4.0 y sus ejemplos?

 

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia