La gripe intestinal, también conocida como virus estomacal o gripe estomacal, es un cuadro clínico muy molesto que generalmente remite sin demasiadas complicaciones después de unos días. Gripe intestinal es el término popular para referirse a lo que médicamente se conoce como gastroenteritis vírica que anualmente afecta a millones de personas a nivel mundial.  

¿Qué es la gastroenteritis vírica (gripe intestinal)?

La gastroenteritis vírica es la inflamación de la mucosa del estómago, del intestino delgado y del intestino grueso causada por la infección con un virus.  

¿Cuáles son los síntomas de la gripe intestinal?

Los síntomas más comunes son:

  • Vómitos
  • Diarrea líquida
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el estómago
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Dolores musculares

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

La complicación más importante de la gripe intestinal es la deshidratación. Algunos síntomas que pueden indicar que hay deshidratación:

  • Mareo
  • Somnolencia
  • Sed
  • Micción infrecuente
  • Boca seca y pastosa
  • Dolor de cabeza

 

¿Qué causa la gripe intestinal?

Son cuatro los principales virus que causan la mayor parte de los casos de gripe intestinal:

  • Rotavirus: es la causa más frecuente de gastroenteritis vírica en niños, los síntomas de la infección con rotavirus suelen durar de 3 a 7 días.
  • Norovirus: fue el primer virus que se asoció como causante de una gastroenteritis en 1972. Es la causa más común de gastroenteritis vírica en adultos, siendo altamente contagioso. Los síntomas suelen durar de 1 a 3 días.
  • Adenovirus: afecta principalmente a niños menores de 2 años, siendo responsable de entre un 1.5% y 5.4% de los casos de diarrea en esa población. Los síntomas del cuadro clínico suelen durar entre 5 y 12 días.
  • Astrovirus: con un aspecto estrellado que determinó su nombre—del griego astron/estrella— estos virus causan síntomas menos severos que los anteriores y tienen una duración de 2 a 7 días.

 

¿Cómo se contagia la gripe intestinal?

El contagio se produce de persona a persona. El virus puede estar en las heces y el vómito del enfermo. Si este va al baño y no se lava adecuadamente las manos, puede infectar después objetos y personas con los que entre en contacto.  

¿Cuál es el tratamiento de la gripe intestinal?

No existe un tratamiento específico para la gripe intestinal. El cuadro clínico suele remitir espontáneamente y el abordaje terapéutico se centra en evitar la deshidratación y aliviar los síntomas. Algunos medicamentos de venta libre pueden ayudar con los síntomas, pregunte a su farmacéutico o médico de cabecera. Sin embargo, lo más aconsejable es realizar modificaciones dietéticas que ayuden a evitar las complicaciones de la gripe intestinal mientras duren los síntomas.  

¿Qué dieta seguir durante una gripe intestinal?

Algunas recomendaciones en relación a la dieta:

  • Beber abundante líquido en la medida que los síntomas lo permitan, en especial el que proviene de alimentos como caldos, purés y jugos de frutas no ácidas.
  • Cada vez que ocurra una diarrea o vómito, tomar un vaso de alguna de las bebidas que hay para deportistas.
  • Evitar las bebidas con cafeína o/y carbonatadas.
  • Evitar los alimentos grasos y/o con mucha azúcar, como la bollería.
  • Eliminar por unos días de la dieta los productos lácteos.
  • A medida que los síntomas vayan remitiendo, ir introduciendo alimentos suaves como arroz, patatas o cereales hasta aproximadamente tres días después de que la sintomatología desaparezca.

 

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia