La fabricación aditiva es el nombre que se da a las tecnologías que construyen objetos en 3D agregando capa sobre capa de material, ya sea plástico, metal u hormigón. Si los usos actuales de la fabricación aditiva ya están revolucionando diferentes sectores, sus posibilidades futuras en algunos campos, como la industria de la salud, podrían marcar un antes y un después.

 

¿Qué es la fabricación aditiva exactamente?

La fabricación aditiva es un concepto que abarca muchas tecnologías, incluida la impresión 3D, el prototipado rápido, la fabricación digital directa, la fabricación en capas y la fabricación de aditivos.

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

Esta amplia variedad tecnológica ya da una pista para entender que las aplicaciones de la fabricación aditiva son ilimitadas. El uso temprano de este tipo de procesos en forma de prototipado rápido se centró en los modelos de visualización de preproducción. Más recientemente, se está utilizando para fabricar productos de uso final en aeronaves, restauraciones dentales, implantes médicos, automóviles e incluso productos de moda.

 

¿Qué se necesita para llevar a cabo un proceso de fabricación aditiva?

Para llevar a cabo un proceso de fabricación aditiva se necesita reunir los siguientes elementos:

  • Un ordenador.
  • Un software de modelado 3D (Diseño Asistido por Computadora o CAD).
  • Un equipo de fabricación aditiva.
  • El material que se precise en cada caso para llevar a cabo la estratificación.

Una vez que se produce un boceto CAD, el equipo de fabricación aditiva lee los datos del archivo CAD y coloca o agrega capas sucesivas de líquido, polvo o el material de que se trate, capa sobre capa, para fabricar un objeto 3D.

Si bien puede parecer que la producción en base a la agregación sucesiva de capas es simple, hay que señalar que existen diversas aplicaciones de esta tecnología, cada una con un grado de sofisticación distinto, orientado a satisfacer diversas necesidades.

 

¿Para qué se usa la fabricación aditiva?

En el MIT, donde se inventó la tecnología de fabricación aditiva, abundan los proyectos que soportan una gama de aplicaciones con visión de futuro, desde estructuras múltiples formadas a partir de capas de hormigón, a máquinas que pueden construir máquinas.

En ocasiones, se empleará como medio para crear productos altamente personalizados para consumidores y profesionales, otras veces funcionará como herramienta industrial. A veces, su destino será producir pequeños lotes de piezas de producción y, en un futuro no muy lejano, puede que sea posible emplear esta tecnología para la producción de órganos humanos.

En cualquier caso, la fabricación aditiva puede ofrecer a consumidores y profesionales, por igual, la accesibilidad para crear, personalizar y / o reparar productos, y en el proceso, redefinir la tecnología de producción actual. El requisito para poner esta tecnología al servicio de quien la necesita es contar con profesionales con talento y visión, preparados para abrirse a los nuevos usos innovadores que les permite y también con las herramientas necesarias para completar los procesos de fabricación aditiva de forma efectiva y eficiente, y en condiciones de seguridad suficientes.

¿Se te ocurre cómo aplicar la tecnología de fabricación aditiva a alguna de las fases de tus procesos productivos?

 

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia