Para poder entender cómo está cambiando el marketing, hace falta saber lo que es, lo que era y los factores que pueden impulsar su transformación. Se trata de conocimientos que requieren de estudiar marketing porque, aunque los expertos que trabajan en esta disciplina a diario pueden ser capaces de idear grandes tácticas, sin esa base formativa les faltará siempre algo de perspectiva en lo que se refiere al análisis de mercado y la definición de estrategias.

El resultado de ponerse a trabajar en este campo sin estudiar marketing puede ser dejarse llevar por la intuición, sin comprender realmente los fundamentos que motivan cada decisión. Además, parece lógico pensar que, antes de comenzar a crear nuevas reglas, sea preciso saber cuáles son las existentes. Y eso también se aplica a este departamento tan importante para el futuro de las ventas en la empresa.

 

¿Necesito estudiar marketing hoy día?

Es verdad que, hoy día, tener una certificación formal ya no es esencial. Sin embargo, la opinión predominante en la industria es inclinarse a favor de los especialistas en marketing que tienen capacitación y el respaldo de un título que acredita sus conocimientos.

Cuando alguien se ha preocupado por profundizar en este campo y ha invertido un tiempo de su vida en estudiar marketing demuestra que:

  • Sabe tomar la iniciativa. Tener una calificación de marketing revela que el candidato a una posición dentro de esta área se implica en la especialidad y le preocupa poseer los conocimientos necesarios para ofrecer el mejor rendimiento a la empresa para la que trabaje.
  • Está actualizado. Quien ha apostado por estudiar marketing ha tenido la oportunidad de ponerse al día con las últimas tendencias, eso ofrece una importante ventaja al negocio, que se beneficiará de esta visión innovadora.
  • Quiere obtener resultados. La preocupación por aportar un CV completo deja entrever que el profesional está interesado en la objetividad como enfoque de trabajo. Se trata de un aspecto que puede arcar la diferencia entre especialistas en el sector, sobre todo en el momento de rendir cuentas.

Estudiar marketing es una decisión que puede tomarse en momentos muy distintos de la vida profesional de un individuo. Habrá quienes opten por este camino para abrirse paso hacia su futuro laboral y lo escojan como primera opción. En ese caso, necesitarás completar sus conocimientos con la debida experiencia práctica en el sector para aumentar el valor de sus acciones en el campo.

Otros querrán dar un giro a su vida profesional y, procedentes de otras titulaciones, incluso con una carrera laboral en otras industrias, opten por estudiar marketing para probar suerte con nuevos desafíos.

Por último, también es posible encontrarse con perfiles de profesionales con experiencia en esta disciplina, con años de trabajo a sus espaldas en el campo de la publicidad y éxitos cosechados, que no se resignen a obtener resultados promedio y quieran destacar. Ellos tomarán la decisión de estudiar marketing para reciclarse, aprender nuevas técnicas y familiarizarse con las últimas tecnologías que les permitan seguir en la cima.

¿Con cuál de estos perfiles te identificas? ¿Te habías planteado estudiar marketing?

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia