La Organización Mundial de la Salud explica que las enfermedades crónicas no se transmiten de persona a persona, son de larga duración y generalmente de evolución lenta. Además, la OMS menciona cuatro ejemplos de enfermedades crónicas, las principales en el mundo:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cáncer.
  • Enfermedad respiratoria crónica (como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica).
  • Diabetes

Pero, aunque los anteriores son ejemplos de las enfermedades crónicas con más prevalencia, lejos están de ser las únicas.

Vamos a conocer más de cerca 10 enfermedades crónicas y algunas de ellas quizás nunca las habías visto como tal.

 

10 ejemplos de enfermedades crónicas

Artritis

Un término que se emplea para describir más de 100 condiciones que cursan con afectación de las articulaciones y otros tejidos conectivos, provocando dolor y rigidez articular.

Hipertensión

Cada año mueren 7.5 millones de personas en el mundo como consecuencia de la hipertensión, una enfermedad que provoca el aumento de la presión arterial de forma sostenida.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

Como muchos otros ejemplos de enfermedad crónica, la hipertensión arterial no tiene cura, pero puede ser controlada a través de la medicación y de modificaciones en el estilo de vida.

Trastorno bipolar

Es una alteración mental que, al igual que otras como la esquizofrenia, constituye a su vez una enfermedad crónica.

Las personas con trastorno bipolar experimentan cambios en el estado de ánimo que pueden ir desde la manía a la depresión.

Enfermedad de Crohn

Es una enfermedad inflamatoria intestinal que puede provocar cólicos, diarrea, pérdida de peso, lesiones cutáneas o fiebre.

Epilepsia

Es una alteración cerebral que predispone a la persona a experimentar convulsiones. Aunque en la actualidad muchas epilepsias pueden ser controladas con medicación, el trastorno en sí no tiene cura.

Enfermedad de Párkinson

El párkinson es un trastorno del movimiento que cursa con temblor, rigidez, lentitud de movimiento e inestabilidad al andar.

Esta enfermedad tampoco tiene cura en la actualidad, sino tratamientos sintomáticos que al inicio del trastorno resultan muy efectivos, pero que al pasar el tiempo y avanzar la patología, disminuye su eficacia.

Esclerosis múltiple

Enfermedad autoinmune que afecta especialmente a adultos jóvenes. Tiene una sintomatología muy variada que incluye alteraciones visuales, de la marcha y cognitivas.

Al igual que otros ejemplos de enfermedades crónicas que hemos mencionado, la esclerosis múltiple no tiene cura, aunque los tratamientos que hay actualmente en el mercado logran controlar la actividad de la enfermedad en muchos casos.

Demencia

La demencia es un síndrome provocado por decenas de enfermedades, aunque la causa más común de demencia en la actualidad es la enfermedad de Alzheimer (otra enfermedad crónica).

La demencia se manifiesta en un deterioro cognitivo tan acusado que impide al afectado realizar las actividades de la vida diaria.

VIH / SIDA

El VIH es el virus que, sin tratamiento adecuado, llega a provocar un conjunto de manifestaciones clínicas que constituyen el llamado sida.

Los fármacos actuales, aunque muy efectivos controlando la replicación del virus, no lo eliminan del organismo, con lo cual estamos ante una enfermedad crónica.

Apnea del sueño

Un trastorno del sueño que provoca que la respiración se interrumpa al dormir durante algunos segundos. Estas interrupciones llegan a ocurrir decenas de veces en una hora.

Como consecuencia, la persona experimenta gran cansancio durante el día.

 

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia