La dirección de equipos se enfrenta a nuevos retos. Se trata de desafíos a la gerencia que el estadio avanzado de transformación digital en el que se hallan muchas empresas les impone. Tiene que ver con la convivencia de humanos y robots en el lugar de trabajo.

Si esta heterogeneidad no se sabe gestionar bien puede ser fuente de conflicto y terminar perjudicando al rendimiento empresarial, mientras que, cuando la dirección de equipos actúa con visión, es posible abrazar el importante cambio que supone y disfrutar de sus beneficios.

 

Dirección de equipos mixtos humanos - robots

Organizaciones como Amazon se enfrentan un nuevo desafío, el de integrar a humanos y robots en una fuerza laboral unida. El reto se hace más difícil, en parte, por el temor que muchos trabajadores tienen sobre el futuro de su empleo. Existe una creciente preocupación a muchos niveles, por los robots que están quitando los empleos a los humanos; un temor que se ha extendido desde los obreros que realizan trabajos físicos a los trabajadores del conocimiento, que realizan trabajos intelectuales.

Descarga nuestra guía gratuita: El impacto de un MBA en tu desarrollo profesional

Como resultado se han empezado a detectar actitudes negativas hacia el trabajo con robots, por lo que muchas organizaciones están buscando formas de ayudar a sus empleados a superar sus actitudes negativas a través de nuevas estrategias de dirección de equipos.

Algunos de los métodos que mejores resultados dan tienen que ver con la identificación de similitudes entre humanos y robots, ya que:

  • Es un importante facilitador de actitudes positivas hacia los robots.
  • Cuando un individuo cree que un robot es similar a él, se siente más atraído a la interacción.
  • Las personas a quienes les gusta más la gente, construyen vínculos emocionales más fuerte hacia los robots que parecen tener una personalidad similar a la de ellos.

Existen, por lo tanto, determinadas condiciones de trabajo que pueden alentar a los humanos a trabajar con aplicaciones de tecnología de este tipo. Las que ponen énfasis en las similitudes son una de ellas, aunque existen diferentes parámetros a considerar, como:

  • Si todos los tipos de similitud pueden llegar a tener el mismo efecto en la voluntad de trabajar con robots.
  • Si existen condiciones personales del individuo que pueden minimizar la relevancia de las similitudes.
  • Si existen similitudes que se valoran más positivamente que otras.

Existen similitudes humano-robot de nivel superficial, que tienen que ver con características demográficas más visibles como el género; y también de nivel profundo, como los valores, actitudes, creencias, conocimientos o personalidad.

Es vital para los responsables de la dirección de equipos que trabajan con robots ayudar a todos los miembros del grupo a alcanzar actitudes positivas con respecto a esta tecnología y fomentar las ocasiones de interactuar con ellos, para tener éxito en su incorporación definitiva a la plantilla de la empresa. ¿Sabías que la confianza en un robot predice positivamente la intención posterior de trabajar con el robot? ¿Te imaginabas que, en algunos casos la voluntad de trabajar con un robot prevalecerá sobre la de elegir un compañero de trabajo humano? Son dos ejemplos de éxito de la dirección de equipos en un entorno híbrido.

 

Ebook GRATIS: MBA

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia