Las terapias psicológicas han evolucionado a lo largo de los años para comprender mejor el comportamiento humano y ayudar a las personas con problemas. Muchas personas, en algún momento de su vida, padecen un trastorno psicológico por lo que el desarrollo de la psicología es una necesidad. Queremos que descubras las terapias de tercera generación, en qué consisten y en qué casos se aplican.

 

¿Cuál ha sido la evolución de las terapias psicológicas?

La evolución de las terapias psicológicas se ha visto marcada por tres etapas que son las siguientes:

  • Primera generación (terapia conductual). Se trata de un momento en el que las terapias parten del conocimiento que deriva de la ciencia. En general, se trataban conductas relacionadas con las fobias, los miedos y con trastornos del desarrollo. En esta generación, las terapias se centran en la conducta externa y se habla de términos como el condicionamiento clásico o el condicionamiento operante.
  • Segunda generación (terapia cognitiva). Con esta generación de terapias se comienza a dar importancia, debido también a la evolución de la tecnología, a la conducta interna de las personas, porque se llega a la conclusión de que lo que se piensa influye en nuestras emociones y nuestra conducta.
  • Tercera generación. En estas terapias se da importancia, tanto a la conducta interna como a la externa y al contexto en el que se producen, es decir, que valoran todo lo que rodea a un comportamiento. Esta visión más compleja supone que las terapias de tercera generación abarquen trastornos más complejos como depresiones profundas, y que, a día de hoy, sean terapias que siguen evolucionando.

 

La base de las terapias de tercera generación

No se pueden entender las terapias de tercera generación, sin entender lo que es una conducta. Una conducta es una acción que se caracteriza por una frecuencia, una intensidad, una duración y un objetivo para nosotros, una recompensa, hacer que nos sintamos bien o satisfechos.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Además de lo anterior, tal y como se hemos adelantado en la descripción de la evolución de las terapias psicológicas, no podemos olvidar que nuestras conductas pueden ser privadas o públicas, es decir, que algo que hagamos en nuestra intimidad también tiene relevancia.

Por otro lado, se parte de la idea de que es posible modificar patrones de conducta de una persona a través del aprendizaje. Aunque se considera lo que ha ocurrido en el pasado de la persona que padece un trastorno psicológico, las terapias de tercera generación se centran en lo actual. De esta forma se trata de tener una conducta más adaptativa y mejorar las habilidades del paciente. Por lo tanto, se utiliza un punto de vista global y más cercano.

 

¿Cuál es el objetivo de las terapias de tercera generación?

Como decíamos antes, con las terapias de tercera generación se trata de conseguir un cambio en la forma en la que los pacientes perciben un problema, pero desde la aceptación, teniendo en cuenta todo lo que rodea y analizando la conducta que se produce y su por qué.

Es decir, la diferencia con otras terapias anteriores, es que no se tratan exclusivamente los síntomas, sino que se va más allá y se trabaja para que la persona le de un nuevo enfoque a su vida para conseguir cambios que permanezcan en el tiempo.

 

Los aspectos más destacados de las terapias de tercera generación

Todas las terapias se caracterizan por determinados aspectos y en las terapias de tercera generación, aunque son muy diversas, se pueden encontrar una serie de elementos en común que son los siguientes:

  • El contexto. La conducta de una persona se estudia considerando toda la situación y el entorno que rodea, es decir, no se generaliza.
  • El lenguaje. Lo que decimos y cómo lo decimos tiene una gran importancia para las terapias de tercera generación y, sobre todo, para que el terapeuta lo analice y nos de su punto de vista.
  • La relación terapéutica. Es un instrumento de cambio en sí misma y se trata de un cambio a largo plazo en la vida de la persona.
  • El análisis de lo subjetivo. Además de los síntomas de cualquier trastorno psicológico, las terapias de tercera generación consideran los objetivos en la vida de los pacientes y sus emociones.

 

Algunas terapias de tercera generación

Ya conoces lo que es una terapia de tercera generación y cuáles son sus características, por lo que ahora llega el momento de conocer algunos ejemplos de este tipo de terapias.

  • Terapia de la activación conductual. Se utiliza para tratar problemas como la depresión y trata de analizar las conductas de los pacientes para ver qué efectos tienen esas conductas en la persona. En ocasiones relacionamos la tristeza a determinados aspectos de nuestra vida y esta terapia trata de romper la relación entre la tristeza y la falta de actuación por parte del paciente para pasar a la activación. La gran ventaja de este tipo de terapia es que suele obtener mejores resultados y de forma más rápida que otras, por lo que son necesarias menos sesiones para apreciar una evolución en el paciente.
  • Terapia de aceptación y compromiso. La aceptación de nosotros mismos y de nuestro entorno es la base de esta terapia que se basa en los siguientes pilares:
    • La observación de lo que pensamos o decimos. La clave es ver nuestros pensamientos y palabras y no juzgar.
    • Vivir el presente. La vida es ahora, el presente. Sobre lo pasado o sobe el futuro no podemos hacer nada, y además, centrarnos en ellos supone no ver lo que hay ahora.
    • Observar. El paciente se debe despegar de sus creencias y no juzgar, simplemente observar.
    • Aceptar. La aceptación del presente es la clave para dejar de lado el sufrimiento.
    • Conocerse a uno mismo. Para poder aceptar es necesario conocerse a sí mismo, la forma en la que se ve el mundo.
    • Comprometerse. Tenemos claros nuestros valores y debemos actuar conforme a ellos, en cada acción o comportamiento. Es un compromiso con nosotros mismos.

La evolución de la psicología prosigue y el acercamiento hacia el paciente para solucionar sus problemas psicológicos es cada vez mayor y más efectivo con las terapias de tercera generación.

 

Ebook GRATIS: Psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia