• La mayoría de accidentes mortales se debe a métodos de trabajo inadecuados, seguido de la no identificación de los riesgos o la información inadecuada
  • Cada 15 segundos 115 trabajadores tienen un accidente relacionado con el trabajo y cada día mueren en el mundo 6300 personas por accidentes o enfermedades laborales
  • La responsabilidad penal por parte del empresario por accidente laboral de un trabajador podría acarrear penas de 6 meses a 3 años de prisión

Valencia (03-05-2016).Las expertas en siniestralidad laboral y colaboradoras de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Cristina Gabarda Méndez y Nuria Cuevas Monzonís, han elaborado un informe en el que se desprende que, en España, en el último ejercicio, “se ha producido un aumento de número de accidentes laborales en todos los sectores con respecto a los producidos en 2014” siendo el sector de la construcción el que registra una mayor incidencia.

Descarga-Informe-PRLTanto es así, que el informe desvela que en 2015 se produjeron un total de 449.223 accidentes de trabajo, frente a los 417.377 que se produjeron en 2014. A nivel general, el mayor número de accidentes mortales tenía como causa principal la utilización de métodos de trabajo inadecuados, la ausencia de vigilancia competente, el diseño inadecuado del trabajo, y la no identificación del/los riesgo/s que han materializado el accidente así como la formación/información inadecuada o inexistente sobre riesgos o medidas preventivas.

Así se desprende del informe “Siniestralidad laboral en Europa y Latinoamérica: una visión comparada” en el que las autoras llevan a cabo un análisis sobre el fenómeno de los accidentes y enfermedades laborales, los cuales “representan daños individuales a las personas que lo sufren, un perjuicio social en el entorno de la persona siniestrada y, a su vez, un doble deterioro en el ámbito económico pues, por un lado puede afectar al entorno del individuo afectado y, por otro lado, afecta al entorno productivo”.

En esta línea, el trabajo tilda de “preocupantes” los datos internacionales sobre siniestralidad laboral ya que, según la Organización Internacional del Trabajo 2013, "cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo" y, en ese mismo intervalo de tiempo, 115 trabajadores tienen un accidente laboral con un saldo de 6300 muertos al día por accidentes o enfermedades laborales en todo el mundo.

De esta manera, en nuestro país, en 2015 el sector de la construcción destaca por encima del resto de sectores consolidándose como el más peligroso en nuestro país, al tener un índice de incidencia mayor al del resto de sectores. Esto significa que, atendiendo al número de personas que trabajan en este sector, hay una mayor proporción de casos de accidentes de trabajo o de enfermedad profesional.

 

La paradoja del sector servicios

Se desprende también de estos datos que hay un índice de incidencia similar en los sectores agrario e industrial siendo, a priori, menos peligroso el sector servicios.Sin embargo, si trasladamos estos datos a números directos de accidentes de trabajo, es el sector servicios donde más casos se producen con casi 276.200 accidentes frente a los 47.228 de la construcción, los 93.730 de la industria o los 32.000 del Agrario.

A nivel general, el mayor número de accidentes mortales ha tenido como causa principal factores asociados a la Organización del trabajo, la Gestión de la Prevención y los Factores Individuales.

En el sector de la Construcción la mayoría de accidentes se producen por medidas preventivas insuficientes o por la deficiencia de protecciones o bien, por un método de trabajo inadecuadomientras que en el industrial, las principales causas de accidente laboral responden a métodos de trabajo inadecuados y a la no identificación de los riesgos.

En cuanto al sector servicios, los accidentes estuvieron motivados por una metodología de trabajo inadecuada, la no identificación de los riesgos y por la ausencia o deficiencia en la señalización. Así, en la rama agraria los principales accidentes se deben al deficiente almacenamiento o empaquetado y a la formación o información adecuada.

En los últimos años, tanto los organismos supranacionales, como la Unión Europea o el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe u organismos especializados como la Organización Mundial de la Salud o la Organización Internacional del Trabajo, han considerado la siniestralidad laboral como uno de los aspectos clave de los ámbitos social y económico.

Las autoras recogen en el informe que “es clave llevar a cabo una correcta planificación de la prevención desde el momento mismo del diseño del proyecto empresarial para que de esta manera sea eficiente su aplicación”. El fin es reducir los accidentes laborales y mejorar de la calidad del trabajo, para ello es importante “realizar la evaluación inicial de los riesgos inherentes al trabajo y su actualización periódica a medida que se alteren las circunstancias, desarrollar la ordenación de un conjunto coherente y globalizador de medidas de acción preventiva adecuadas a la naturaleza de los riesgos detectados y el control de la efectividad de dichas medidas”.

El simple hecho de infringir normas en materia de seguridad e higiene conlleva la aplicación de las sanciones administrativas que supondrían multas de entre 30 y 601.012,10 euros y que, en caso de responsabilidad peal pueden acarrear penas de entre 6 meses y 3 años de cárcel.

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=Krj3YbYtZyQ[/embed]

Si desea obtener el informe de investigación completo, puede consultar toda la información aquí: https://www.universidadviu.es-2/investigacion/