Los estudiantes que están planteándose acceder al máster en gerontología se encuentran ante sí con un importante plan de aprendizaje que les permitirá disfrutar de una formación de calidad que les preparará como profesionales. Se deposita especial interés en formar a los alumnos de manera científica y en instruirlos teniendo en cuenta las últimas tendencias y descubrimientos del sector gerontológico. De esta forma se pueden formar profesionales altamente cualificados para realizar trabajos siguiendo el modelo AICP (Atención Integral Centrada en la Persona).

Introducirse en este máster permite, por otra parte, adoptar unos conocimientos que formarán al profesional para que sea capaz de proporcionar el mejor resultado en la investigación científica de la gerontología. Como apoyo a las clases los alumnos también tomarán parte en prácticas que se presentan dentro de un módulo de acceso obligatorio, lo que terminará de preparar a los profesionales para que estén listos a la hora de comenzar su carrera profesional. Bajo estas características se trata de un máster muy demandado que tiene, además de esto, capacidad para abrir muchas puertas en términos laborales.

 

Plan de estudios

Este máster se encuentra formado por un total de 4 módulos que cubren dos semestres para que los estudiantes puedan disfrutar de él de una manera intensa y eficiente. El primer módulo se titula El proceso de envejecer: actualización y propuestas, cubriendo el aprendizaje que necesitarán los especialistas para conocer a fondo todo lo relacionado con el envejecimiento. Las asignaturas incluidas son “Bases psicosociales del envejecimiento” y “Políticas sociales de envejecimiento activo y marco normativo de la intervención social en Gerontología”. En esta primera parte del semestre los alumnos comenzarán con fuerza a profundizar en los fundamentos de la gerontología y en todo lo que se requerirá de su parte cuando comience a trabajar en esta especialidad.

El segundo módulo se titula Bases conceptuales del Modelo de Atención Integral Centrada en la Persona (el AICP del que hemos hablado anteriormente). Los estudiantes tendrán que aprender y estudiar los fundamentos del AICP en todas sus fases, desde la evaluación, que es por donde comienza todo, hasta la intervención que se requiera llevar a cabo para trabajar con los pacientes. Está formado por un total de tres asignaturas. La primera realiza una aproximación inicial al AICP para que sea posible comenzar a integrarse con este modelo. En la segunda asignatura será el momento de la evaluación con el diseño ambiental y la accesibilidad como elementos principales. Y para terminar, la tercera asignatura del módulo se trata de la metodología que se utiliza a la hora de investigar en las ciencias sociales.

Con el tercer módulo entraremos de lleno en el segundo semestre bajo el título de Aplicación del AICP en el abordaje multidisciplinar. Habrá otras tres asignaturas que seguirán partiendo del modelo con el que ya hemos estudiado antes, pero avanzando aún más en lo que deberemos dominar para ser profesionales cualificados. La primera asignatura trata del diseño de procesos y proyectos mediante la planificación, tratándose tanto la operativa como la estratégica. La segunda asignatura profundizará en la gestión e intervención en centros aplicando el modelo AICP, y este mismo tema se aplicará en la tercera asignatura, pero hablando de la intervención que se realizará con los cuidadores.

Tal como decíamos antes, habrá un módulo, en este caso el cuarto, que estará representado por el trabajo en prácticas externas. Además, este módulo también incluirá el trabajo que cerrará el máster.

 

Salidas laborales

Los profesionales y especialistas en gerontología que realicen este máster y se formen de una manera productiva podrán comenzar a postularse para una serie de puestos de trabajo en todo tipo de lugares. El enfoque más habitual por el cual se suele optar es el de los centros sociosanitarios, como centros de día o residencias, donde el trabajo con los ancianos es constante. Pero también se incluyen como posibles focos laborales los centros de formación de mayores y adultos, las empresas que trabajan en el sector de la salud o los servicios sociales y los centros dedicados a la rehabilitación o las unidades de memoria.

No obstante, este tipo de formación se expande más allá de los trabajos más típicos y también es un tipo de conocimiento requerido en empresas que se dedican al tiempo libre y al ocio, así como en servicios vinculados a la teleasistencia.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia