Hay personas que acuden al psicólogo porque no se sienten bien, necesitan hablar con alguien, en su mundo existe algún aspecto que no funciona correctamente u otras muchas razones. A veces siguen terapias muy largas y no logran resultados. La terapia breve estratégica puede ser una solución para estos casos.

 

Definición de terapia breve estratégica

Se puede definir la terapia breve estratégica como un modelo de intervención psicológica creado por Giorgio Nardone que trata de resolver problemas complicados con soluciones aparentemente simples.

Es muy habitual que frente a un problema adoptemos siempre las mismas soluciones y no funcionen, pero, como decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Por lo tanto, la terapia breve estratégica analiza las soluciones que se han adoptado para resolver el problema y que no han funcionado para buscar una solución que no se haya utilizado nunca y probarla. De esta forma se rompe con lo que se ha hecho anteriormente y se innova con la solución a aplicar.

No se busca una causa del problema psicológico que tiene una persona, puesto que se entiende que el pasado no se puede cambiar. El pasado solo se utiliza para saber lo que no ha servido, y se buscan nuevas perspectivas que nunca se hayan utilizado.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Elementos de la terapia breve estratégica

Este tipo de terapia tiene una serie de características o elementos que la diferencian de otras:

  • Se centra en el momento presente. Como decíamos anteriormente, en esta terapia el pasado solo se observa para conocer lo que no ha funcionado.
  • Es el paciente quien descubre sus propios recursos y habilidades. El profesional no le ofrece recursos al paciente, sino que simplemente le ayuda a descubrir sus propias habilidades.
  • La terapia se realiza en un periodo corto de tiempo. Se parte de la idea de que, aunque el problema o el sufrimiento que tenga la persona haya durado mucho tiempo, el tratamiento no tiene por qué ser largo, sino que será breve y focalizado.

Según Nardone cuando estamos frente a un problema de una persona lo primero que pensamos es en utilizar una estrategia que haya dado una solución en casos similares en el pasado. Si esa estrategia funciona, el problema se soluciona, pero si no se soluciona seguimos aplicando la misma solución con más intensidad y la posible solución acaba convirtiéndose en el problema.

 

Objetivo y aplicaciones de la terapia breve estratégica

Debemos tener en cuenta que el objetivo de la terapia breve estratégica es provocar una ruptura del círculo vicioso que se produce como consecuencia de las soluciones que se han intentado sin éxito y la persistencia del problema en el paciente. Se trata de averiguar cómo funciona el problema, no por qué existe.

Esta terapia se aplica en multitud de tipos de trastornos como los siguientes.

  • Trastornos de alimentación como la anorexia o la bulimia.
  • Trastornos sexuales como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, trastornos de deseo.
  • Depresiones, problemas de familia, de pareja o de trabajo.
  • Trastornos de ansiedad como ataques de pánico, fobia social, obsesiones, trastornos psicosomáticos.

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia