Actualmente, son muchas las posibilidades laborales que giran en torno al fútbol. Una de las opciones para trabajar en el mundo del deporte es ser representante de deportistas, y en este caso de futbolistas.

Son numerosos aquellos que se pasan el tiempo preocupados por buscar información y cursos para prepararse de la mejor forma el examen de la Real Federación Española de Fútbol que otorgaba la licencia, pero este examen ya no es necesario, como tampoco lo es la licencia. Hoy en día, cualquier persona que así lo quiera puede dedicarse al mundo profesional de la intermediación de futbolistas.

 

Descarga nuestra guía gratuita: 5 tendencias en la gestión deportiva

 

El cambio en la reglamentación se produjo hace cinco años, más concretamente el 1 de abril de 2015, cuando se comenzaron a aplicar las nuevas normas de la FIFA en relación a la figura de los representantes y la ejecución de las normas por parte de las federaciones de cada país.

El objetivo de estas modificaciones es favorecer una situación donde destaque la transparencia y facilidad para poder desarrollar perfectamente dicha profesión de representante de futbolistas, y ayudar así a su cumplimiento en el ámbito nacional de forma más precisa.

 

¿Cuáles son las nuevas medidas necesarias para convertirte en un representante de futbolistas?

Aquí damos cuatro claves principales para entender mejor esos cambios en la normativa FIFA.

  • No hace falta tener que superar un examen teórico
  • Tanto los clubes como los jugadores seguirán unas actuaciones concretas con la debida corrección en la selección y contratación de los intermediarios profesionales
  • Tienen la opción de ejercer la actividad las personas jurídicas
  • No es esencial, pero sí recomendable, prestación alguna de un seguro de responsabilidad profesional o garantía bancaria

Aunque ya no se debe obtener la licencia FIFA superando un examen, hay que saber que se ha liberado la profesión y que existe mucha competencia por representar jugadores y cada día es mayor. Sobre este asunto, y si se desea realizar la intermediación de forma 100% profesional, hay que demostrar la valía del futuro representante y aplicar todo tipo de conocimientos que posea. 

Entre los conocimientos deseados para ser un buen representante de futbolistas se incluyen: derecho deportivo, regulaciones nacional e internacional, fiscalidad, gestión de talentos o derechos de imagen.

A su vez, la Federación Española de Fútbol sigue teniendo un correcto control sobre aquellas personas que tienen la intención de registrarse como intermediarios, y uno de los requisitos requeridos radica en tener un Currículum Vitae con alguna vinculación con el deporte o conocimientos sólidos acerca de la labor que se va a desempeñar.

Si bien no es obligatorio poseer una formación concreta, es ventajoso haber estudiado algún curso específico que nos de las claves más importantes sobre los conocimientos técnicos, y que pueda ayudarnos para acreditar que tenemos una buena formación para realizar la profesión. 

En la actualidad, no existen cursos oficiales propiamente dichos y gran parte de la formación privada no radica en los cambios en la normativa, ofreciendo algunos cursos para obtener la licencia de agente. Pero sí que existen algunas escuelas o centros que saben adaptarse de forma idónea al nuevo panorama del mundo del fútbol.

Si te interesan estos temas, seguro que te gustará conocer nuestro Máster Oficial en Gestión Deportiva. 

 

Ebook GRATIS: Gestión deportiva

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia