El uso de drones se ha generalizado mucho. Tanto que hoy podemos encontrarnos con tipos muy diversos, más allá de las tradicionales aeronaves no tripuladas. Aunque no se deberían denominar de este modo, podemos encontrarnos tipos de drones que circulan por tierra firme, capaces de navegar o incluso vehículos mixtos, preparados para distintos medios. De ahí que surjan ciertas dudas cuando nos planteamos escoger uno en concreto.  

Elegir un dron según el uso

Es evidente que lo principal es definir qué uso se le piensa dar al dron. Si lo único que se busca es pasar el rato, podemos decir que casi cualquiera te servirá. En cambio si estás buscando uno con el que aprender a pilotar ya hablamos de un tipo de drones más específico.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

También es diferente buscar un vehículo con el que podamos realizar fotografías o tomas de vídeo. En tal caso habrá que fijarse bien en la resolución de la cámara. La estabilidad del dron y su capacidad para ajustarse cuando cambia el tiempo es otro detalle importante. Al igual que pensar en si se trata de un modelo para el exterior o si se va a usar siempre a cubierto.  

Tipos de drones por su tamaño

Lasa dimensiones del dron influyen mucho en el control que podamos tener de este. Cuanto más pequeño sea, más probabilidades habrá de que sea difícil de manejar. Un peso reducido, motores de menor tamaño y hélices en el caso de los drones aéreos, o ruedas en el de los terrestres hacen que sean menos estables si hay un golpe de viento, por ejemplo. En cambio, un dron más grande y robusto puede ser más sencillo a la hora de controlar, aunque habrá espacios por los que no será fácil hacerlo pasar.  

Por la duración de las baterías

La autonomía es un factor importante sobre todo en drones profesionales. Es cierto que se puede contar con baterías adicionales, aunque lo ideal es tener la mayor autonomía posible. Teniendo en cuenta que en la actualidad la duración es relativamente corta, además habrá que planificar los trabajos según este parámetro. Hay modelos que regresan automáticamente cuando solo queda energía para ello, mientras que otros simplemente aterrizan o que quedan parados. Por eso, también es importante tenerlo siempre localizado. En el tema de las baterías ocurre un poco como con los vehículos eléctricos. Aunque hay promesas de que estas tendrán una mayor duración en el futuro, aún se quedan un poco cortas. El máximo que se calcula hoy para los tipos de drones con mayor autonomía es de 45 minutos.  

Mantenimiento y reparación

Si buscas convertirte en un profesional, puede que te interese hacer un curso de mantenimiento de drones para hacer tus propias reparaciones. En cualquier caso, el modelo que elijas también debe contar con soporte por parte del fabricante. Si tienes un dron muy bueno pero no hay piezas de repuesto o estas son difíciles de conseguir, posiblemente te interese escoger otro tipo de drones. Y si puedes tener en la bolsa unos cuantos repuestos por si acaso, mucho mejor. ¿Ya sabes qué dron es el que necesitas? Ahora solo queda ponerte a los mandos y tener cuidado para disfrutarlo al máximo.