Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

Cómo curar la ansiedad por la comida

A muchos nos ha ocurrido que un momento de ansiedad en nuestra vida (mucho trabajo, un examen o una ruptura de pareja) no podemos parar de comer. Si te preguntas ¿Cómo curar la ansiedad por la comida? Te taremos algunas pautas para que controles las ganas irrefrenables de comer y sepas cómo actuar en cada momento.

 

Descubre de dónde viene la ansiedad por la comida

Aunque parece obvio, tendemos a buscar trucos para evitar la ansiedad por la comida, sin darnos cuenta que tenemos que buscar el origen de esa ansiedad para poder combatirla. En este sentido, es importante que aprendamos a controlar nuestras emociones negativas como la tristeza, el enfado o la envidia.

 

¿Ganas de comer o falta de autoestima?

En numerosos casos el origen de la ansiedad por la comida es una falta de autoestima. Para luchar contra esa causa es importante reforzar todos los aspectos buenos que tenemos. Empieza conociéndote y acabarás queriéndote tal y como eres.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Cómo curar la ansiedad por la comida

Como hemos comentado antes, no existe una cura efectiva si no averiguas el origen de la ansiedad, pero sí puedes seguir algunas pautas cuando la necesidad aparezca que te ayudarán a evitar comer sin control:

¡Apúntate ya al gimnasio!

Hacer ejercicio físico no solo le sentará bien a tu cuerpo, sino también a tu mente, así que ponte manos a la obra busca un gimnasio cerca de tu casa o de tu trabajo, apúntate a una actividad que te guste y empieza ya a mover el cuerpo. Seguro que mientras te mueves no piensas en la comida.

Apuesta por los líquidos

Beber líquidos y tomar comidas líquidas como sopas te dará sensación de saciedad, te ayudará a hacer mejor la digestión y te hidratará. Además, recuerda que es aconsejable beber unos dos litros de agua al día, así que no olvides tu botella de agua cada vez que salgas de casa.

Sigue una dieta rica en fibra

Los alimentos ricos en fibra también son saciantes por lo que incorpora a tu dieta diaria alimentos como legumbres, pan integral, arroz y pasta integral. Diseña cada semana un menú diario para saber lo que vas a comer, hacer 5 comidas al día y asegurarte de incorporar la fibra.

Descansa

Olvídate de ver la televisión hasta tarde para luego tener que madrugar, y vete pronto a la cama para poder dormir un mínimo de 8 horas al día. Además, haz descansos a lo largo del día mientras trabajas para relajarte y desconectar un rato de lo que estás haciendo.

Di sí a un buen desayuno

Con las prisas con las que vamos todas las mañanas para llegar al trabajo dejamos de desayunar para poder estar 5 minutos más en la cama. Si sigues tu horario de descanso podrás despertarte antes y hacerte un buen desayuno. Recuerda que por la mañana es cuando más energía necesita el cuerpo. Por otra parte, por la noche haz cenas ligeras para poder descansar bien.

Olvídate de la cafeína

Deja de lado todas las bebidas excitantes como el café, el té o los refrescos con cafeína. Se trata de no beber nada que te pueda producir más ansiedad.

 

CTA - Areas de la psicologia