La ansiedad es uno de los males del siglo XXI. La aceleración y las prisas con las que vivimos el día a día acaban afectándonos y produciendo efectos negativos en nuestra salud. No existe una fórmula mágica para que deje de existir la ansiedad, pero sí podemos enseñarte 7 trucos que pueden enseñarte cómo combatir la ansiedad de forma eficaz.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Antes de nada debes conocer perfectamente a tu enemigo, eso te permitirá combatirlo con las mejores armas.

 

El concepto de ansiedad y sus desencadenantes

La ansiedad es un estado mental que nos produce una gran inquietud, una excitación muy intensa y una sensación de inseguridad extrema. Los desencadenantes de la ansiedad pueden ser muy diversos:

  • Una situación que ha tenido consecuencias graves para nosotros.
  • Dificultades para lograr algo.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Factores biológicos o genéticos.
  • Elementos relativos al estilo de vida.

 

Trucos para aprender cómo combatir la ansiedad

Como decíamos antes, no hay magia que pueda hacer desaparecer la ansiedad de un día para otro, pero sí trucos que puedes aplicar a tu día a día cuando sientas que aparece.

  1. Sonríe, aunque no tengas ganas

En base a un estudio elaborado por la Universidad de Kansas sonreír aunque no tengas ganas ayuda a superar la sensación de ansiedad y estrés.

Si una emoción positiva nos puede hacer sonreír, puede suceder lo mismo a la inversa: si sonríes podrás generar emociones positivas y luchar contra la ansiedad. Así que ponte delante del espejo y empieza a ensayar tu mejor sonrisa, hasta que tu ánimo se contagie de tu forma de sonreír.

  1. Toma el control de tu respiración

Solemos pensar que respirar es simplemente algo que hacemos de forma mecánica, pero en momentos de ansiedad es fundamental aprender a controlar la respiración para recuperar la calma.

Si comienzas a sentir ansiedad haz lo siguiente: vete a un lugar tranquilo, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración y en tu cuerpo. Respira hondo y despacio varias veces, siente cómo se llenan tus pulmones lentamente y luego suelta el aire poco a poco. La sensación de relajación de irá invadiendo.

  1. Cambia el punto de vista

En ocasiones, la ansiedad nos impide ver más allá y no somos capaces de alejarnos del problema o situación que nos produce ansiedad. Analiza lo que sucede con calma, piensa en los detalles e intenta ver todo con objetividad.

Haz un ejercicio preguntándote lo siguiente: ¿Si fuera otra persona quien tiene el problema, qué le dirías? Otra cosa que puedes hacer es pedir opinión otra persona (familiar o amigo), seguro que te aporta una nueva perspectiva que te hace sentir mejor.

  1. Utiliza alimentos que te ayuden a controlar la atención

¿Qué te parece cambiar el café que te tomas por las mañanas por un buen vaso de zumo de naranja? Las naranjas contienen vitamina C que te ayudará a combatir la ansiedad. Otro elemento positivo para la ansiedad es el potasio, que está presente en los frutos rojos como los arándanos, las fresas o las frambuesas.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia