La inteligencia es considerada con frecuencia, y a veces casi de forma exclusiva, como la capacidad para superar pruebas y exámenes de carácter académico, vinculados principalmente a la memorización de conceptos y a las habilidades con el lenguaje o para resolver problemas matemáticos o científicos. Esta concepción deja de lado otros talentos, aptitudes y habilidades que también son importantes para crecer y desarrollarse en plenitud, y transformar nuestro entorno para conseguir un mayor grado de bienestar.

inteligencia kinestesica

Descarga gratis nuestra guía: "La inteligencia emocional"

En el año 1983, el psicólogo de Harvard Howard Gardner revoloucionó el concepto de inteligencia definiendo el término a partir de tres grandes criterios o capacidades:

  1. Capacidad de resolver problemas.
  2. Capacidad de crear productos.
  3. Potencial para encontrar o crear nuevos problemas.

Al definir la inteligencia como una capacidad, Gardner reconoce implícitamente su dinamismo, capacidad de desarrollarla y su diversidad, distinguiendo hasta 8 tipos de inteligencia, entre ellos la kinestésica.

Definición y características de la inteligencia kinestésica

La inteligencia kinestésica está vinculada con la capacidad para controlar nuestro cuerpo en actividades físicas coordinadas como las prácticas deportivas, el baile y las habilidades manuales, entre otras. A través de la inteligencia kinestésica corporal adquirimos información que, por efecto del movimiento y la vivencia, se convierte en aprendizaje significativo. Las principales características de lo alumnos y en general las personas que destacan en este tipo de inteligencia son:

  • Son capaces de explorar el entorno y los objetos por medio el tacto y el movimiento.
  • Tienen muy desarrollado el sentido del ritmo y la coordinación.
  • Muestran una mayor facilidad para aprender a través de la experiencia directa y la participación.
  • Disfrutan mucho de las experiencias concretas de aprendizaje, tales como salidas al campo, construcción de modelos o participación en dramatizaciones y juegos, montaje de objetos y ejercicio físico.
  • Demuestran importantes destrezas en tareas que requieren de empleo de motricidad fina o gruesa.
  • Poseen especiales condiciones para la actuación, el atletismo, la danza, la costura, el modelado o la digitalización.
  • Exhiben equilibrio, gracia, destreza y precisión en la actividad física.
  • Tiene capacidad para ajustar y perfeccionar su rendimiento físico mediante la inteligencia de la mente y el cuerpo.

 Cómo potenciar la inteligencia kinestésica

La inteligencia kinestésica no está relacionada únicamente con la educación física o el deporte. Asignaturas como el Lenguaje, la Historia, la Geografía o las Matemáticas también pueden abordase desde una perspectiva kinestésica, logrando de esta forma un mejor aprovechamiento y más integral. Por ejemplo, dentro de las asignaturas relacionadas con el lenguaje se pueden organizar obras teatrales, debates e historietas. En Historia y Geografía se pueden construir maquetas o relieves y en el tiempo escolar dedicado a las Matemáticas, una buena forma de aprovechar y potenciar las habilidades kinestésicas puede ser realizando cuerpos geométricos en volumen, como por ejemplo: prismas, cubos o pirámides, etc. Otras actividades que podemos incluir son las salidas y paseos, como visitas al zoológico, museos, conciertos, mercados o almacenes. De esta manera, los escolares tienen oportunidad de oler, ver, tocar, saborear y percibir las cosas directamente. Es un forma de adquirir experiencia e involucrarla con el conocimientos de carácter más teórico, pero con una vivencia corporal previa, lo que convierte el aprendizaje en mucho más enriquecedor y divertido. Inteligencia emocional