• Destaca que es un deporte cultural, mixto y “nuestro”, donde el alumnado debe interactuar para poder conocerse y respetarse
  • Contribuye al fomento de la convivencia escolar, un tema que cada vez preocupa más en las aulas
  • La práctica de este deporte es una forma de establecer los patrones de equidad necesarios y fomenta el respeto entre hombres y mujeres

Valencia (15-11-2016).- El Doctor en Ciencias de la Educación, y exalumno del Máster Universitario en Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Norberto Domínguez, ha creado Baloncodo “una nueva modalidad deportiva basada en la igualdad de género, la convivencia, la cooperación inclusiva y la innovación educativa”.

El exalumno de la VIU ha resaltado que “la educación del Siglo XXI no puede concebirse sin incluir una formación para el desarrollo integral y personal del alumnado. Por ello, la inclusión y la igualdad forman parte importante del protagonismo que la escuela debe tomar en el desarrollo de toda sociedad”.

En este sentido, la nueva modalidad deportiva desarrollada por Norberto Domínguez integra los valores más representativos de una población activa “se trata –ha señalado- de un proyecto hecho por y para la igualdad, donde la convivencia y la cooperación inclusiva sostienen los cimientos de su estructura vital, representando de forma global muchos de los principios de la Universidad Internacional de Valencia (VIU) como la inclusión, flexibilidad, aprendizaje y, sobretodo, innovación educativa.”

La convivencia escolar es un tema que cada vez preocupa más en las aulas. ”Muchas de las dificultades que quedan de manifiesto en el seno escolar son resultado de una importante ausencia en la educación de lo experiencial y lo emocional”, según ha indicado el creador del proyecto. Por ello, "el alumnado ha de disponer de las herramientas necesarias para poder socializarse de la mejor forma posible,  ya que en ocasiones, y como docentes, damos por hecho nociones que posteriormente los niños y las niñas no disponen”.

En su opinión, “los alumnos deben interactuar para poder conocerse y, de esta forma, respetarse. Actividades basadas en el sesgo del género provocan cierto retroceso en dicha necesidad de seguir progresando". En este sentido, Baloncodo pretende servir también como herramienta que contribuya a la unión de los nexos entre sus participantes, dado su elevado carácter comunicativo, pues para practicar esta disciplina deportiva se requiere de una constante atención y participación.

BALONCODO: UN DEPORTE EDUCATIVO

Baloncodo es un proyecto nuevo, impulsando desde hace solo unos meses y que ha tenido muy buena acogida. Se trata de un deporte educativo creado fruto de la Tesis Doctoral del exalumno del Máster Universitario en Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), denominada "Análisis pedagógico de la vuelta a la calma en las clases de educación física", calificada con sobresaliente cum laude.

Son dos equipos formados por cuatro personas cada uno, entre los cuales participan <<codo con codo>> dos chicos y dos chicas. "La posibilidad de otorgar a las personas que participen en una actividad físico-deportiva de forma mixta y simultánea supone también asegurar la sostenibilidad de dichos hábitos en el tiempo” -ha señalado Norberto-. “Sabemos de la importancia de la autoestima desde edades tempranas, y Baloncodo ofrece a todas las personas que lo practican que puedan sentirse importantes en cada partido que juegan".

El objetivo es conseguir que la pelota vote tres veces en el campo del equipo contrario. Uno de los tres componentes de cada equipo golpea la pelota con el codo, y los otros tres sujetan, ubican y descolocan el esférico durante dicho lanzamiento con intención de confundir al rival. Se trata por tanto de un deporte en el que la comunicación y el razonamiento lógico-matemático imperan por encima de la habilidad física. Gana el equipo que más SUR consigue al finalizar el partido, que consta de dos tiempos de doce minutos cada uno.

Baloncodo se perfila como una alternativa de divertimento frente a otras disciplinas deportivas más conocidas. Su base científica así lo avala, manifestando sus óptimos resultados en su aplicación práctica. El exalumno de la VIU ha recordado que  "veía como cada vez que lo practicaban los roles entre los educandos iban cambiando, y ya no solo durante la práctica deportiva, sino también en los quehaceres diarios de clase”.

Para Norberto “era una forma de establecer esos patrones de equidad necesarios en cualquier grupo social, en el que hombres y mujeres mantuviesen un respeto mutuo, fuesen cuales fuesen sus características personales". Baloncodo ya se practica en La Rioja, País Vasco, Castilla La Mancha o Madrid. Su presentación en el XXII Simposio Internacional en Ciencias del Deporte, celebrado en Costa Rica, supuso un antes y un después en el progreso del proyecto, despertando la curiosidad de personalidades de países como Honduras y Colombia.

APOYO INSTITUCIONAL

El Consejo Superior de Deportes apoya por completo la iniciativa, y ha instado a los impulsores a la creación de una Federación Española para asegurar su crecimiento. Actualmente está prevista su presentación ante el Comité Paralímpico Español. Por otro lado, el Ayuntamiento de Málaga ha reconocido este deporte como Institucional,  tras el voto favorable por unanimidad de todos los grupos políticos en pleno.