Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

Asperger: síntomas y forma de detectarlos

  • 5 enero 2018

El síndrome de Asperger, según la Federación de Asperger en España, es un trastorno severo del desarrollo que supone una alteración neurobiolígica que se manifiesta de distintas formas que afectan a la interacción social y a la comunicación.

Se trata de un trastorno que se encuadra dentro del autismo. En otras formas de autismo los enfermos muestran una patología común en las imágenes cerebrales. En general, se puede decir que puede existir una causa genética ya que se dan casos de diversas personas de la misma familia que lo padecen. En algunos casos, la enfermedad se ha relacionado con medicamentos que han afectado al niño cuando estaba en el útero.

 

Aperger: síntomas más comunes que puedes detectar

Si te preocupa que un ser querido pueda tener Asperger tendrás que consultar con un médico especialista y que compruebe si existen algunos de los síntomas más comunes que son los siguientes:

  • Dificultad para tener amistades.

Los niños que padecen el síndrome de Asperger no saben tener amigos porque no poseen habilidades sociales. Les resulta complicado hablar con otros niños o hacer actividades en grupo con otros niños. En algunos casos el niño puede querer estar solo y en otros puede pasarlo mal porque se quiere relacionar con otros niños.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

  • No hablar con determinadas personas.

Si el niño se siente cómodo hablará con la persona que sea, pero si no está tranquilo o no tiene confianza guardará silencio y no se comunicará. La familia más cercana no notará el problema porque con ellos hablará libremente, el problema nacerá con personas algo más lejanas o desconocidas.

  • Falta total de empatía.

Una persona que padece Asperger no suele sentir empatía con los demás, pero a medida que se hace mayor podrá aprender la forma de actuar para mostrar empatía y poder tener una interacción con otras personas.

  • Cierta rareza.

Son personas que se comportan de forma que nos puede parecer un poco extrañas. En algunos casos pueden ser muy activos con personas más cercanas y en otras se pueden relacionar con muchas personas. pero no de forma profunda. Por ese motivo, las personas con Asperger pueden parecer algo raras.

  • Evitan mirar a los ojos.

Una persona que padece síndrome de Asperger encuentra difícil tener un contacto visual con otra persona. Esto supone que en algunos casos no generan confianza y puede surgir incomodidad.

  • Intereses muy específicos.

Los niños o las personas adultas que padecen Asperger puede parecer que no tienen ningún interés, pero lo que ocurre es que tienen intereses muy concretos como jugar a los videojuegos o coleccionar sellos. Sin embargo, si tienen que dejar la actividad que les apasiona se pueden poner nerviosos.

  • Angustia antes los cambios.

Si hay algo que tranquiliza a las personas con Asperger es tener una vida organizada y con una rutina muy determinada. Las situaciones en las que hay cambios les pueden afectar negativamente, por eso tener una rutina les ayuda a manejar su nerviosismo.

Insistimos, si sospechas que un ser querido puede parecer Asperger acude a un médico que le diagnostique y le ayude.

 

CTA - Areas de la psicologia